Diccionario de la pandemia: siglas y palabras que se han incorporado de golpe a nuestras vidas

El coronavirus ha cambiado muchas cosas y el lenguaje es una de ellas. (Foto: Getty Images)

La irrupción a comienzos de este año del coronavirus, primero en China y después en todo el mundo, ha cambiado la vida de la población a nivel mundial en muchos sentidos. Uno de ellos ha sido en la forma de expresarse en algunas situaciones nuevas y el vocabulario que se usa para ello. A día de hoy es normal escuchar a ciudadanos de a pie que hace solo unas semanas no habían oído hablar en su vida de lo que era una PRC exigir que le realicen una para confirmar si han contraído o no el virus. Este es solo un ejemplo, muy simbólico, de cómo el lenguaje ha cambiado por la pandemia. La lista de términos y siglas incorporados a día a día es larga. Y algunos puede que nunca se vayan.

  • Coronavirus / COVID-19 / SARS-CoV-2: tienden a confundirse, pero, siendo parte de una misma realidad, definen aspectos distintos. Coronavirus es la familia de virus a la que pertenece el SARS-CoV-2, que es como se llama en realidad el nacido en Wuhan (China). Son las siglas para referirse al coronavirus tipo 2 del síndrome respiratorio agudo grave. COVID-19 es el nombre de la enfermedad y puede usarse tanto en femenino como en masculino.

  • PCR: son las siglas, en inglés, para referirse a la Reacción en Cadena de la Polimerasa, que es la prueba más eficaz a la hora de detectar si un paciente se ha contagiado o no. Su fiabilidad, según los expertos, es del 90% y se realiza cogiendo una muestra de la garganta o la faringe de la persona.

  • Test serológico: son pruebas más rápidas y económicas que los PCR para las cuales basta una muestra de sangre. Sin embargo, sus resultados no son concluyentes en una fase inicial de la enfermedad ya que no detecta el virus, solo si se han generado anticuerpos por haberlo contraído.

  • Confinamiento / cuarentena: aunque son términos que se usan indistintamente para referirse al hecho de estar obligados a quedarse en casa y no poder salir, no son exactamente lo mismo. El término correcto sería confinamiento. Cuarentena se aplica cuando alguien está enfermo o se tiene la sospecha de que lo está y debe aislarse para no contagiar.

  • Estado de alarma: es uno de los tres estados que puede declarar el Gobierno en situaciones excepcionales. En España solo se había decretado con anterioridad una vez, en 2010, por la huelga de los controladores aéreos y permite limitar la libertad de movimientos de los ciudadanos y establecer otras normas hasta que la situación de crisis sea controlada. Se establece por “decreto acordado por el Consejo de Ministros por un plazo máximo de quince días”.

  • Carga viral: se trata de la cantidad del virus presente. A más carga, mayor probabilidad de contagiar a otros. Se ha usado mucho a la hora de explicar el riesgo de contagio por contacto con superficies.

  • Gotículas: conocidas también como gotas de Flügge, son esas pequeñas gotas que se expulsan del cuerpo por boca y nariz y que no se perciben a simple vista al toser, estornudar y hablar pero que son las grandes causantes de la rápida propagación del coronavirus. De ahí la recomendación de mantener las distancias y usar mascarillas.

  • Distancia social o interpersonal: son los términos usados para referirse a la necesidad de evitar el contacto directo con otras personas para reducir el riesgo de contagio. En un primer momento se habló de que un metro era suficiente, pero a medida que se supo más del comportamiento del virus se elevó a un mínimo de dos metros.

  • FFP1, 2 y 3: las siglas responden a Filtering Face Piece y hacen referencia al porcentaje de eficacia de filtración mínima. A mayor número, mayor grado y mayor eficacia. Es decir, protegen más frente al virus las de tipo 3 que las de tipo 1.

  • Gel hidroalcohólico: también se llama gel higienizante o desinfectante (entre otras variantes) y es uno de los productos que primero se agotó en farmacias y supermercados. Se recomienda su uso para desinfectar las manos, aunque lo más eficaz es el jabón y el agua tibia.

  • Fase: muy común del lenguaje, pero que durante la pandemia ha cobrado un significado notable ya que dependiendo de en qué fase se esté la normas del confinamiento son más estrictas o más laxas. La Fase 0 es la mas restrictiva de todas y el plan va hasta la 3.

  • Desescalada: el plan de desescalada es como han bautizado los distintos gobiernos a su guía para ir, poco a poco, recuperando la normalidad y se divide en las diferentes fases nombradas antes.

  • OMS: la Organización Mundial de la Salud siempre ha estado ahí, fue fundada en abril de 1948. Pero esta pandemia ha hecho que muchos ciudadanos sean más conscientes de su existencia y función y estén pendientes de las indicaciones que emite sobre el coronavirus.

  • Hidroxicloroquina: el nombre genérico de un fármaco que se usa para prevenir la malaria y del que se ha dicho que podría proteger del coronavirus. No es un hecho científico probado, pero que Donald Trump haya afirmado estar tomándolo ha provocado que su nombre se haya popularizado.

  • Covidiota: un neologismo de origen desconocido usado para definir a aquellos que realizan comportamientos estúpidos en relación con la situación derivada de la pandemia.

  • Índice R0 o tasa R0: indica el nivel de propagación de un virus y es variable dependiendo del entorno y otras circunstancias. Si es mayor de 1, la infección se propaga ampliamente. Si es inferior a 1, desaparecerá pasado un largo lapso de tiempo.

  • Teletrabajo: ha sido la recomendación emitida por las autoridades desde el comienzo de la pandemia como vía para mantener la actividad económica del país durante el estado de alarma y a la que se han acogido toda las empresas con esa posibilidad para evitar el cierre. Mandar a los trabajadores a casa y que sigan trabajando desde su domicilio ha sido la opción de muchos sectores.

  • ERTE: siglas de Expediente de Regulación Temporal de Empleo. Es la figura legal a la que se han acogido muchos empresarios para poder despedir trabajadores, suspender contratos o reducir jornadas y salarios de manera temporal mientras dure el estado de alarma.

  • EPI: la gran reivindicación de los sanitarios durante esta pandemia, conseguir Equipos de Protección Individual que les protejan frente al virus. Consisten en batas, gafas, gorros, mascarillas, guantes...

Más historias que te pueden interesar: