Esta cápsula de plástico creada por arquitectos podría evitar el contagio por coronavirus de muchos sanitarios

Uno de los colectivos más afectados por el coronavirus a nivel mundial es el de los sanitarios. En España, por ejemplo, las últimas cifras oficiales facilitas este miércoles hablan de más de 28.000 contagiados. Son quienes están día a día tratando con la enfermedad y muchas veces sin los medios adecuados para hacerle frente de manera segura. Con la idea en mente de ayudarles en su día a día, el arquitecto de Boston Eric Höweler y un equipo de la Escuela de Graduados de Diseño de Harvard asesorados por médicos han desarrollado una campana de plástico para aislar a los pacientes que contribuiría a reducir el riesgo de contagio de quienes les cuidan.

Según explican dezeen.com, se trata de un dispositivo relativamente sencillo en apariencia realizado con plástico transparente que ha necesitado, una vez puesto en marcha el proyecto, de solo nueve días para convertirse en realidad. El proceso ha sido tan rápido que esta misma semana han comenzado a usarlo a modo de prueba para comprobar in situ su eficacia y si resulta práctico en el Hospital General de Massachusetts.

Como se puede ver en las diversas imágenes compartidas por Höweler a través de su perfil en Instagram, se trata de una especie de cúpula que se ajusta sobre los hombros y la cabeza del paciente haciendo la función de pantalla para que médicos, enfermeros, celadores o cualquier sanitario en contacto con él no se vea alcanzado por las partículas que se expulsan al hablar, respirar, estornudar y toser. Además, cuenta con aberturas para que se puedan introducir manos y brazos cuando sea necesario.

“La campana de aislamiento del paciente está en algún lugar entre una escala portátil y una arquitectónica. Es como una pequeña casa que se coloca sobre el cuerpo de un paciente durante un procedimiento arriesgado” ha explicado Höweler a Dezeen, quien señala el proceso de intubar a una persona como uno de los más arriesgados a la hora de contagiarse. “Si el paciente tose, puede haber muchas gotas en aerosol que se extienden”, un riesgo que se reduce usando esta cúpula transparente.

En su desarrollo han participado tanto médicos como ingenieros y diseñadores que se han puesto de acuerdo y han ido aportando sus ideas a través de reuniones virtuales. Una vez que estuvo decidido el diseño pidieron a una empresa con la que Höweler ya ha trabajado en otras ocasiones que convirtiese en realidad el prototipo.

“La velocidad y el nivel de colaboración no tienen precedentes”, se ha felicitado este arquitecto de Boston, que ha comentado que en nueve días ya tenían el dispositivo listo para ser revisado en el hospital y que calcula que para el despliegue, “con suerte”, serán dos semanas.

Como curiosidad y resultado del hecho de que muchas personas estén al mismo tiempo buscando la manera de hacer frente al coronavirus lo más eficazmente posible, desde Dezeen señalan que casi al mismo tiempo que surgía esta idea en el Hospital General de Massachusetts un equipo dedicado a innovaciones relacionadas con la Covid-19 co-dirigido por el doctor Sam Smith estaba investigando en este mismo sentido, pero sin el mismo éxito.

En este caso la idea de las capuchas se le ocurrió al doctor Wong. El problema que se encontraron al ir a desarrollarlas es que “no había nadie en el lado del diseño” y eso hizo que el resultado no fuese todo lo ergonómico que debería.

Por eso, cuando supo del proyecto de Höweler se puso en contacto con él e “inmediatamente comenzaron a tener la información que necesitaba”. En cuanto a las posibilidades de esta cúpula o capucha, Smith vaticina que “el éxito de esto se dará porque el diseño es excepcional. No solo porque es más simple de lo que imaginamos, sino que también es más funcional como resultado”.

El dispositivo ejerce de barrera para reducir el riesgo de contagio entre los sanitarios y, por ende, y a largo plazo, puede ayudar a salvar vidas.

Más historias que te pueden interesar:

Un equipo de arquitectos y diseñadores de Boston ha ideado esta cúpula/cápsula para los pacientes contagiados por coronavirus que protege a los sanitarios. (Foto: Captura del perfil de Instagram de @ehoweler)