Epidemia de bulos: todo lo que no hay que creerse sobre el coronavirus

M. J. Arias
·3 min de lectura

El miedo al coronavirus es tal a nivel mundial que no dejan de surgir noticias alrededor del globo sobre posibles casos, cómo evitar contagiarse -aunque se viva en la otra punta del planeta- e informaciones diarias del número de contagiados y muertos en China, epicentro del brote. Con más de 4.500 infectados y alrededor de 100 fallecidos según cifras oficiales, en AFP han decidido atajar ciertos bulos que llevan días recorriendo las redes sociales con el único fin de sembrar el pánico y alimentar teorías conspirativas.

Los bulos y las informaciones falsas sobre el coronavirus se extienden por todo el mundo. (Foto: AP Photo/Chiang Ying-ying)
Los bulos y las informaciones falsas sobre el coronavirus se extienden por todo el mundo. (Foto: AP Photo/Chiang Ying-ying)

Como recoge Science Alert citando a AFP, uno de esos bulos es el de que se ha detectado comida contaminada en Sidney. A través de Facebook se han localizado varias publicaciones muy compartidas que aseguran que una nueva cepa del coronavirus habría saltado a Australia señalando alimentos como el arroz, galletas y aros de cebolla. Es mentira. Autoridades locales lo han desmentido.

Otra información falsa que circula es la de un vídeo visto miles de veces en Facebook en el que se ve un mercado que dicen es el de Wuhan, donde se originó el coronavirus, con murciélagos, ratas y serpientes. Sin embargo, desde AFP han encontrado ese mismo vídeo publicado en julio de 2019 y que fue grabado en Langowan, en Indonesia.

Falsas son también las capturas de noticias que circulan en Francia asegurando que se han detectados casos de contagios en el país en los departamentos de Val d'Oise, Saboya, Lot y Garona y Pirineos Orientales. Se trata de informaciones fabricadas y manipuladas para parecer reales cuando no lo son.

Otros bulos tienen que ver con las cifras y los posibles remedios. Uno de ellos afirma que lo más probable es que los 11 millones de personas que viven en Wuhan acabarán muriendo, cuando lo cierto es que desde los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU han asegurado que lo que ocurrirá será que la mayoría de contagiados se recuperen solos.

También se han detectados publicaciones en distintas redes sociales que citan a un supuesto doctor que recomienda a la población que se enjuague la boca con agua salada para prevenir el contagio. Un remedio casero desacreditado desde la Organización Mundial de la Salud.

Y, por último, el desmentido de las teorías conspirativas que aseguran que el coronavirus ha sido creado adrede y, entre otras, que fue fabricado en Estados Unidos y luego liberado.

Más noticias que te pueden interesar: