El coronavirus les hizo cancelar su plan de boda, pero se dieron el ‘sí quiero’ en el balcón

·4 min de lectura

Llevaban tiempo preparándolo y habían pensado hasta el último detalle de cómo sería uno de los días más importantes de su vida: su boda. Sin embargo, el coronavirus hizo acto de presencia y echó por tierra sus planes. Sin embargo, esta pareja de Miami decidió que, pese a todo, seguirían adelante y se darían el ‘si quiero’. Su boda en el balcón y con sus vecinos como testigos e invitados se ha vuelto viral. No son los únicos que han convertido su terraza o ventana en altar o juzgado.

Como recoge la prevista People, que nada dice de la identidad de esta pareja vestida de tiros largos y con unas vistas envidiables, el vídeo que se ha vuelto viral en las últimas horas fue grabado en Miami. Allí, estos novios que habían planeado casarse decidieron readaptar su idea de boda ideal y se comprometieron para el resto de sus vidas en el balcón. Sus vecinos, que se sumaron al evento nupcial, fueron los mejores invitados que podrían tener y lo dieron todo.

Hubo baile, beso, vítores y música. No fue lo que tenían en mente antes de la pandemia, pero sin duda lo recordarán el resto de sus vidas. Una escena singular, pero no única. Porque esta pareja de Miami no ha sido la única que estos días se ha dado el ‘sí quiero’ en pleno confinamiento, desde el balcón y con sus vecinos como invitados. En España, sin ir más lejos, se pueden encontrar al menos otras tres historias similares a la suya.

La Voz de Almería se ha hecho eco de la de Desiré Rojo Jurado y Fernando Aguliera de las Heras, una pareja de Los Escullos (Níjar) que tenía previsto casarse el 4 de abril. Y eso hicieron, por sorpresa y con la complicidad de vecinos y amigos. Según relata el citado diario local, todo ocurrió pasadas las ocho de la tarde, justo después de los aplausos.

Cuando la cita diaria de las 20:00 horas hubo acabado, un vecino hizo sonar la canción de Manuel Carrasco que Desiré y Fernando habían elegido para que sonase el día de su boda. Fue toda una sorpresa para los novios, pero aún lo fue más cuando la música cesó y desde el otro lado de la calle su vecino Antonio gritó: “Desi, ¿quieres a Fernando como legítimo esposo? Fernando, ¿quieres a Desi como legítima esposa? El coronavirus os declara marido y mujer”. Se dieron el sí y hubo fiesta. Confinada, pero fiesta al fin y al cabo.

Ese mismo día, el pasado sábado una escena similar si vivió en Arnedo, La Rioja, con Deborah y José de protagonistas, como ha recogido Nius. “Tocaron al timbre y nos encontramos que nos habían dejado en la puerta una caja y un ramo de novia. Dentro de la caja había un tutú, un sombrero, una pajarita y dos anillos hechos con papel de aluminio”, ha contado la novia al medio.

Sonó la marcha nupcial y, para su sorpresa, los amigos que lo habían organizado todo sin decírselo habían conseguido que hasta el alcalde participase. Su boda de “mentirijillas” tuvo hasta un vals en la terraza.

Ver esta publicación en Instagram

Pues al final sí que hubo boda! Gracias vecinos y amigos!

Una publicación compartida de Frida Kiwi (@frida_kiwi) el

Mucho antes que ellos, hace ya tres semanas, Alba y Daniel se 'casaron' en la ventana de su casa. Una vecina lo grabó y compartieron el vídeo del enlace en la cuenta de Instagram de Alba, que se dedica al negocio de la organización de bodas, como informó la Cadena Ser.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente