Corea del Norte quiere reforzar la "disuasión nuclear"

Corea del Norte debatió nuevas medidas para reforzar su "disuasión nuclear" durante una reunión presidida por el dirigente Kim Jong Un, anunció este domingo la agencia de noticias oficial KCNA.

"Durante la reunión se presentaron nuevas medidas para reforzar la disuasión nuclear militar del país", señaló la agencia de prensa norcoreana.

Se decidieron "medidas cruciales" durante una reunión de la comisión militar central, señaló KCNA, sin especificar cuándo tuvo lugar.

Tampoco detalla las medidas adoptadas sobre la disuasión nuclear.

La agencia informa que los debates se centraron asimismo en "la puesta en estado de alerta de las fuerzas armadas estratégicas", en un contexto de "aumento y desarrollo de las fuerzas armadas del país".

Según la misma fuente, se tomaron medidas para "aumentar y desarrollar considerablemente la potencia de fuego de la artillería del ejército popular coreano".

Si la reunión se produjo en los últimos días sería la primera aparición pública de Kim en casi tres semanas, destacó la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

En abril circularon rumores en el extranjero sobre el estado de salud de Kim debido a su ausencia durante las celebraciones del 15 de abril.

Este día es el más importante del calendario político norcoreano, porque todo el país conmemora el nacimiento del fundador del régimen Kim Il Sung, el abuelo del actual dirigente.

Kim reapareció en público a comienzos de mayo, aparentemente en buen estado de salud según imágenes publicadas por los medios de comunicación norcoreanos.

El anuncio de medidas de los dirigentes norcoreanos se produce cuando, según el Washington Post, el gobierno del presidente Donald Trump ha planteado la posibilidad de llevar a cabo el primer ensayo nuclear estadounidense desde 1992, como advertencia a Rusia y China.

Según el diario estadounidense, que el viernes citaba a un alto cargo del gobierno y a dos exfuncionarios, todos bajo anonimato, se ha debatido el tema durante una reunión el 15 de mayo.

Para Daryl Kimball, director ejecutivo de Arms Control Association, una organización con sede en Estados Unidos, una decisión de este tipo probablemente "interrumpiría" las negociaciones entre Washington y Pyongyang sobre el arsenal nuclear norcoreano.

Estas negociaciones llevan más de un año estancadas y en el caso de una prueba nuclear estadounidense Kim "podría no sentirse obligado a respetar su moratoria sobre los ensayos nucleares".