Corea del Norte promulga una ley que permite ataques preventivos nucleares

·2 min de lectura
El dirigente de Corea del Norte, Kim Jong Un (Photo: EUROPA PRESS)
El dirigente de Corea del Norte, Kim Jong Un (Photo: EUROPA PRESS)

El dirigente de Corea del Norte, Kim Jong Un (Photo: EUROPA PRESS)

Corea del Norte ha promulgado una nueva ley que convierte en “irreversible” su política nuclear y permite la realización de ataques preventivos si su gobierno o arsenal nuclear se ve amenazado, informaron hoy los medios estatales.

La nueva ley, aprobada en la víspera durante la segunda sesión del plenario que la Asamblea Nacional Suprema, está celebrando desde esta semana, contempla un ataque nuclear “inmediato” si el centro de mando nacional o su arsenal nuclear se ven en peligro de un ataque, según los detalles publicados por la agencia de noticias KCNA.

“Nunca renunciaremos a las armas nucleares y no hay absolutamente ninguna desnuclearización, ni negociaciones ni monedas de cambio para negociar en el proceso”, dijo el líder Kim Jong-un durante un discurso en la reunión del órgano legislativo, según KCNA.

Kim acusó a Estados Unidos de intentar derrocar al régimen de Corea del Norte presionándolo a través de sanciones para que abandone su desarrollo y armas nucleares, y calificó esta aproximación de Washington como “un error de juicio y de cálculo” que no surtirá efecto ni “en cientos de años”.

La reforma de la política nuclear de Pionyang es “una demanda legal de la situación actual” que servirá como garantía para fortalecer la posición como Estado nuclear del Norte, señaló Kim, que añadió que esta deriva es “de gran importancia para trazar una línea para que ya no podamos negociar sobre nuestra política nuclear”.

El líder norcoreano dijo que para que haya algún cambio en su política nuclear, primero sería necesario un cambio en la situación política y militar de la península coreana y a nivel global.

Corea del Norte mantiene sus fronteras cerradas desde el estallido de la pandemia de covid-19 a principio de 2020 y ha rechazado las ofertas de diálogo planteadas desde entonces por Seúl y Washington.

El año pasado, el régimen norcoreano aprobó un plan quinquenal de modernización armamentística que ha deparado una veintena de lanzamientos de proyectiles este año y que parece estar detrás de los preparativos para una nueva prueba nuclear detectados por imágenes satelitales durante este año.

De tener lugar, sería el primer test atómico de Pionyang en cinco años y que, según la inteligencia surcoreana y estadounidense, está lista desde hace meses para llevarse a cabo.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.