Corea del Norte advierte de que "contraatacará despiadadamente" a EEUU si lanza un ataque preventivo

Ante la tercera prueba nuclear norcoreana

SEÚL, 5 (EUROPA PRESS)

Corea del Norte ha advertido de que "contraatacará despiadadamente", si Estados Unidos y sus "aliados belicistas" lanzan un ataque preventivo contra sus instalaciones nucleares, según ha informado la prensa oficial del régimen comunista.

"Si nos atacan o intentan debilitarnos, será un gran error de cálculo porque el pueblo norcoreano repelerá sin piedad estas agresiones y empezará una guerra victoriosa para la unificación nacional", ha dicho el diario 'Minju Chosun', vinculado al Gobierno.

Así, el medio de comunicación oficial ha instado a los "belicistas" --en alusión a Estados Unidos y a Corea del Sur-- a "abstenerse de actuar de forma indiscriminada contra Corea del Norte".

Pyongyang ha reaccionado de esta forma a lo publicado ayer por la prensa surcoreana, según la cual Seúl y Washington no descartan "ninguna opción", si queda claro que el régimen comunista va a usar armamento nuclear.

A este respecto, la agencia de noticias oficial, KCNA, ha indicado que Corea del Sur y Estados Unidos ya han demostrado su "disposición belicista" durante los ejercicios navales conjuntos que están en curso en el mar Oriental, con el despliegue de bombarderos y pruebas antimisiles.

Asimismo, el Gobierno de Kim Jong Un ha recordado que hace diez años Corea del Sur y Estados Unidos ya atacaron las instalaciones nucleares de Yongbyon, las más importantes de Corea del Norte, para prevenir ataques atómicos.

Además, ambos medios han condenado de nuevo la resolución del Consejo de Seguridad que "deplora" los últimos lanzamientos norcoreanos, al considerar que "es un pretexto para continuar con la política hostil" hacia el régimen comunista.

TERCERA PRUEBA

El pasado 24 de enero, la Comisión de Defensa de Corea del Norte anunció que planea para llevar a cabo más pruebas nucleares y lanzamientos de cohetes de largo alcance aunque dirigidos, esta vez, contra Estados Unidos.

Además, dio por finalizadas las conversaciones a seis bandas --en las que participan las dos Coreas, Japón, China, Rusia y Estados Unidos-- al considerar que "el empeoramiento de la política hostil" de la Casa Blanca ha hecho "imposible" la desnuclearización de la península coreana.

Desde entonces, fuentes de Inteligencia de Corea del Sur han detectado un aumento de la actividad en las instalaciones nucleares de Punggye Ri, ubicadas en el noreste del país septentrional, desde donde se cree que el régimen comunista llevará a cabo su tercera prueba nuclear.

En 2006 y 2009, Corea del Norte realizó pruebas nucleares, lo que suscitó una enérgica respuesta del Consejo de Seguridad a través de dos resoluciones que prohíben expresamente al régimen comunista desarrollar y usar tecnología nuclear y de misiles balísticos.

A pesar de ello, en abril y diciembre de 2012, Pyongyang lanzó dos cohetes de largo alcance para, según explicó, poner en órbita dos satélites meteorológicos con el fin de explorar sus recursos naturales y mejorar su explotación.

El Consejo de Seguridad condenó a través de declaraciones presidenciales --no vinculantes-- ambos lanzamientos al considerar que violan dichas resoluciones y urgió al Comité de Sanciones a aumentar las medidas punitivas, lo que se tradujo en la inclusión de más individuos y empresas norcoreanos en la 'lista negra' de la ONU.

PUBLICIDAD