Corbyn aclara que se mantendrá "neutral" en un futuro referendo sobre el brexit

EFE/EPA/JEFF OVERS / BBC

Londres, 23 nov (EFE).- El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, se mantendrá "neutral" en caso de que se celebre un hipotético nuevo referendo sobre el "brexit", según aclaró en un programa de televisión de preguntas a dirigentes de partidos, repuesta que hoy destacan los medios locales.

Cara a los próximos comicios generales adelantados en el Reino Unido, el próximo 12 de diciembre, el veterano político participó en un especial del espacio "Question Time", de la BBC, junto con el jefe del Ejecutivo, el conservador Boris Johnson, la líder liberaldemócrata, Jo Swinton, y la ministra principal escocesa, la independentista Nicola Sturgeon.

Corbyn, muy criticado por su ambigüedad en la campaña previa al pasado referendo europeo de 2016, cuando se le reprochó no haber defendido con firmeza la permanencia del país en el bloque comunitario -y la línea oficial de su partido-, afirmó anoche que, en una nueva consulta, no tomaría partido por ninguna de las dos opciones.

De esta manera, explicó, si llegara a ser primer ministro, podría llevar a cabo "de manera creíble" la opción escogida por los ciudadanos, una explicación que el público del programa acogió con mofa.

"Adoptaré, como primer ministro, si lo soy en ese momento, una postura neutral a fin de poder llevar a cabo de manera creíble el resultado para unir a las comunidades y al país en lugar de continuar con un debate sin fin sobre la UE y el brexit", afirmó.

Corbyn se vio obligado anoche a dar una respuesta más clara a cuál sería su posicionamiento personal llegado ese caso, cuando un espectador le preguntó cómo un ciudadano podría votar al Laborismo sin conocer previamente qué postura adoptará el partido frente al tema dominante de la agenda política nacional.

En el manifiesto de su partido, presentado el pasado jueves, se señala que si el Laborismo llega al Gobierno, resolverá la cuestión del "brexit" en un plazo de seis meses, dentro del cual se renegociaría un nuevo acuerdo con Bruselas, que posteriormente sería sometido a un voto popular, que incluiría la opción de la permanencia.

La audiencia del programa de la BBC estuvo compuesta de unas 150 personas con aproximadamente la mitad de partidarios del partido tory; la otra mitad de simpatizantes de los laboristas, según la cadena y un pequeño número de votantes libdem y del Partido Nacionalista Escocés (SNP).