La COP27 llega a un acuerdo sobre los daños del cambio climático

La COP27 llega a un acuerdo sobre la creación de un fondo destinado a los daños ocasionados por el cambio climático en los países pobres, según el ministro de Medio Ambiente de Maldivas. Era uno de los puntos de fricción en las negociaciones. De hecho, también estaba la propuesta de retrasar la decisión a la siguiente cumbre. Así se pronunciaba el vicepresidente de la Comisión Europea antes del encuentro.

"Entre todos vamos a dejar un mensaje. Los ministros y yo mismo vamos a ser claros con nuestros socios presentes aquí en el día de hoy. La UE está aquí para ayudar a conseguir un buen resultado, pero también tenemos que ser muy claros: preferimos no tomar ninguna decisión que tomar una mala. Así que asegurémonos de tomar una buena decisión"

Con el fondo se podría hacer frente a cuestiones como sequías o inundaciones agravadas por el cambio climático. El borrador también incluiría cuestiones como continuar con los esfuerzos de limitar el calentamiento global a 1'5 grados o acelerar el desarrollo de las renovables.

Todavía tiene que ser aprobado por unanimidad en una votación que tendrá lugar el día de hoy.

El proyecto de propuesta del sábado por la tarde procedía de la presidencia egipcia.

La Presidencia egipcia de la COP27 había propuesto a las partes acordar en esta misma cumbre la creación de un fondo específico para financiar a los países en desarrollo por las pérdidas y daños sufridos en su territorio por los fenómenos adversos provocados por el cambio climático.

El documento propone incluir en la decisión final de la COP27 complementar el apoyo a estos países por pérdidas y daños con otras fuentes, fondos, procesos e iniciativas, incluso fuera la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (UNFCCC, por sus siglas en inglés) y del Acuerdo de París.

El texto recoge también invitar a las instituciones financieras internacionales a considerar, en las reuniones de primavera de 2023 del Grupo del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, la posibilidad de que contribuyan a esta financiación, incluidos enfoques nuevos e innovadores.

Propone también invitar al secretario general de las Naciones Unidas a que convoque a los directores de las instituciones financieras internacionales y a otras entidades con el objetivo de establecer las formas más eficaces de proporcionar financiación para responder a pérdidas y daños.

Esta propuesta estaría dando respuesta a la mayor exigencia de los países más pobres, la creación en esta misma cumbre de un fondo específico al que poder recurrir para hacer frente a las pérdidas y daños causados, por ejemplo, por sequías o inundaciones, agravadas por el cambio climático.

La COP27 de Egipto ha abordado por primera vez en la historia de las cumbres del clima el debate sobre cómo financiar las pérdidas y daños provocados por el cambio climático, uno de los puntos de fricción más importantes en las negociaciones.

Entre las opciones propuestas por los mediadores en este debate, figuraba la posibilidad de crear este fondo en la COP27, pero también la de retrasar la decisión a la cumbre de Dubái, en 2023.

En su propuesta, la Presidencia de la COP27 insta a que en el texto final sobre pérdidas y daños se reconozca la necesidad urgente de captar recursos financieros nuevos, adicionales, previsibles y adecuados para ayudar a los países en desarrollo a paliar los efectos económicos y no económicos del cambio climático.