COP27, día 2: Guterres advierte que el mundo está en una "carretera al infierno climático"

© Fayez Nureldine/AFP

En el marco de la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Clima (COP27), el secretario general de la ONU, António Guterres, emitió este 7 de noviembre duras advertencias sobre la crisis climática y pidió un nuevo pacto entre países ricos y pobres para la transición a energías renovables. Otros líderes, como el presidente francés Emmanuel Macron, subieron al estrado para unirse a estos llamados urgentes, mientras Emiratos Árabes Unidos anunció que seguirá produciendo combustibles fósiles.

El mundo enfrenta una dura elección: trabajar ahora para reducir las emisiones de gases contaminantes o condenar a las generaciones futuras a una catástrofe climática.

Así lo señaló el secretario general de la ONU, António Guterres, este lunes 7 de noviembre, al tiempo que pidió que los países ricos abandonen el uso de carbón para 2030 y en otras naciones en 2040.

"Las emisiones de gases de efecto invernadero siguen creciendo. Las temperaturas globales siguen aumentando. Y nuestro planeta se acerca rápidamente a puntos de inflexión que harán que el caos climático sea irreversible (…) Estamos en una carretera al infierno climático con el pie en el acelerador", advirtió Guterres, en su primera intervención en la COP27, que inició un día antes y se extenderá hasta el próximo 18 de noviembre.

El líder diplomático impartió así un tono de urgencia en la primera jornada de la Cumbre de Líderes, uno de los principales eventos de la Conferencia a favor del clima, que prevé reunir alrededor de 120 jefes de Estado, entre este lunes y el martes 8 de noviembre.

"La humanidad tiene una opción: cooperar o perecer", aseguró Guterres a los delegados reunidos en la localidad costera de Sharm el-Sheij, a orillas del mar Rojo, en Egipto.

Con Reuters y AP


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
COP27, un momento crucial para pasar de las promesas a la implementación
Arranca la COP27 con un acuerdo para discutir compensación económica a países vulnerables
La COP27 se abre en Egipto entre alarmismo climático y sed de energía