La COP27 concluye entre la victoria y la decepción con medidas que podrían ser insuficientes

Los delegados que asistieron a la cumbre del clima COP27 regresan a casa con sentimientos encontrados sobre lo logrado en Egipto.

Se alcanzó un acuerdo histórico para crear un fondo de pérdidas y daños, pero no hubo ningún avance adicional en los esfuerzos por limitar las emisiones globales.

El presidente de la COP27, Sameh Shoukry, alabó el fondo poniendo fin a la cumbre, que se prolongó durante dos días:

"Amigos míos, hemos escuchado las llamadas y hemos respondido. Hoy, aquí en Sharm el Sheikh, hemos establecido el primer fondo dedicado a las pérdidas y los daños, un fondo que ha tardado mucho en crearse".

Las naciones más ricas pagarán a las vulnerables a los desastres climáticos debidos al calentamiento global por los daños y las pérdidas económicas.

Pero no ha habido nuevas promesas de reducción de los combustibles fósiles y la inclusión de la llamada "energía de bajas emisiones" ha despertado el temor de que algunos combustibles fósiles como el gas natural puedan ser considerados "verdes"

"También queríamos dar pasos definitivos. Nos unimos a muchas partes para proponer una serie de medidas que habrían contribuido a ello. El pico de emisiones antes de 2025, cómo la ciencia nos dice que es necesario, no está en este texto. Un seguimiento claro de la reducción progresiva del carbón, no está en este texto. Un compromiso claro de eliminar todos los combustibles fósiles, no en este texto y el texto sobre energía se debilitó en los minutos finales", declaró el presidente de la COP26, Alok Sharma.

Al final de la COP27, los expertos en clima advierten que el mundo sigue estando "al borde de la catástrofe climática" y que reducir las emisiones de gases de efecto invernadero sigue siendo la única respuesta.