COP26, día 8: tras una semana de anuncios, los líderes mundiales buscan un ambicioso acuerdo final

·4 min de lectura

Se cumple la primera semana de la COP26, con prometedores pactos y anuncios contra el carbón, el metano y la deforestación. El reto de los líderes mundiales es consensuar un plan que acelere la lucha contra el cambio climático y ofrezca financiación sostenible a los países en vías de desarrollo.

Los encuentros de la cumbre climática de la ONU se acercan a su recta final, en su primera semana, líderes de todo el mundo se han comprometido a desarrollar actividades y acuerdos para combatir el cambio climático. Los compromisos difundidos por los gobiernos, según los observadores internacionales son un gran avance en la COP26, y que, dependen de que se apliquen pronto y con responsabilidad.

De acuerdo con datos de las Naciones Unidas, de llevarse a cabo todas estas acciones climáticas anunciadas hasta ahora se lograría una reducción de 9 gigatoneladas de CO2, frente al total 22 que deben eliminarse antes de 2030 para lograr limitar el calentamiento del planeta a 1,5 grados, tal como lo estipula el Acuerdo de París.

No es una tarea fácil, los gobiernos deben acordar un pacto final al término de la COP26, el próximo 12 de noviembre, para alcanzar estos ambiciosos objetivos, como la disminución de emisiones de gases efecto invernadero y estimular las ayudas internacionales a los territorios más vulnerables que padecen sus consecuencias sin provocarlas.

Más de 70 países se comprometen a eliminar la producción de carbón

Uno de los anuncios más significativos durante la primera semana de la COP26 estuvo a cargo de India, uno de los países más contaminantes, que anunció su compromiso por alcanzar la neutralidad de carbono en 2070. Así, por primera vez fijó una fecha para cumplir esa meta, aunque es dos décadas más tarde de lo que pide la ONU.

Entre los avances concretos, los Fondos de Inversión Climática (CIF) informaron en las últimas horas que India, Indonesia y Filipinas se unirán a Sudáfrica como los primeros receptores de un multimillonario programa piloto destinado a acelerar su transición del carbón a energía limpia.

Los cuatro países representan el 15% de las emisiones globales relacionadas con ese combustible.

Los acuerdos hasta la fecha comprometen a países como Estados Unidos, Costa Rica y el Reino Unido, para detener la financiación de los combustibles fósiles en el extranjero en 2022, lo que liberará unos 18.000 millones de dólares para la implementación de energías renovables. Sin embargo, China, el gran ausente de la cumbre, Rusia, Japón y Australia no firmaron este acuerdo.

Por su parte, 42 estados se comprometieron a no construir nuevas centrales eléctricas de carbón, aunque no están EE. UU., India ni China. Entre los firmantes se encuentran España, Polonia, Corea del Sur, Vietnam e Indonesia, responsables del 96% de la huella de carbono extraída de la Unión Europea y el 43% total del consumo del Carbón. A pesar del anuncio, Polonia no disminuirá sus emisiones hasta 2049.

En un tercer pacto, 28 países se sumaron al grupo de Estados comprometidos con la eliminación paulatina del carbón de su "mix energético", lo que eleva su total a 165 naciones comprometidas con la eliminación de la producción de carbón.

Líderes mundiales se comprometen a poner fin a las emisiones de metano y a la deforestación para 2030

Otro avance significativo esta semana ha sido el compromiso asumido por más de 100 países para reducir un 30% las emisiones de metano, aunque con la ausencia de China, India y Rusia y detener la deforestación en 2030.

El pacto fue apoyado particularmente por países como Estados Unidos, Reino Unido, la Unión Europea, China, Rusia y países latinoamericanos como Colombia, Perú, Uruguay, Costa Rica, Honduras o Guatemala. Y también por Brasil, Indonesia y República Democrática del Congo (RDC). Los implicados en el pacto albergan el 85% de los bosques del mundo.

Los compromisos de la Cumbre Climática de la ONU de cara a la segunda semana

El sábado, 6 de noviembre, 45 gobiernos se comprometieron a avanzar hacia una agricultura más natural y sostenible, lo que tendrá un impacto especialmente en Latinoamérica, África y Asia.

Para la próxima semana, se prevé como prioridad acordar las contribuciones de los países ricos a los pobres para que puedan adaptarse al cambio climático, más allá de los 100.000 millones de dólares anuales acordados en 2009 y que se aplicarán en 2022.

Así mismo, se espera desarrollar las normativas para la plena aplicación del Acuerdo de París.

Con EFE y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente