COP26, día 2: los líderes mundiales exhortados a "salvar a la humanidad"

·5 min de lectura

El mundo debe actuar ya, si quiere "salvar a la humanidad" de los impactos catastróficos del calentamiento global. Es a lo que instó este lunes el secretario general de la ONU a los líderes mundiales, reunidos en Glasgow para la cita ambiental definitiva. La esperada cumbre inició con el anfitrión Boris Johnson invocando al agente secreto ficticio James Bond, para exigir a los gobiernos "desactivar" la bomba de tiempo de la crisis climática que enfrenta el planeta.

En esta segunda jornada de la COP26, decenas de jefes de Estado y de Gobierno tomaron la palabra en la ciudad escocesa de Glasgow, bajo la premisa de lograr acuerdos rápidos, pero sobre todo duraderos, contra la emergencia climática.

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático convoca a unas 25.000 personas, en uno de los mayores eventos internacionales desde que comenzó la pandemia. También se produce después de un año de condiciones meteorológicas extremas, como sequías e incendios.

Por lo que, para los activistas medioambientales, esta nueva conferencia debe representar un punto de inflexión, en la que los países participantes se pongan de acuerdo para aumentar sus objetivos de reducción de emisiones, con el fin de limitar como mínimo el calentamiento global a 1,5 grados Celsius.

Ese límite fue establecido por la comunidad internacional hace seis años, en el Acuerdo de París (COP21). Este objetivo está siendo incumplido, y las proyecciones más recientes estiman que el mundo se dirige casi al doble, a más de 2,7 grados Celsius.

Johnson comparó la crisis climática con las misiones del agente 007

El primer ministro británico, Boris Johnson, inauguró este 1 de noviembre la cumbre con un llamamiento a convertir la conferencia en el "principio del fin" de la lucha contra el cambio climático.

El mandatario, cuyo gobierno es el anfitrión de las conversaciones, recurrió a la figura del "hijo más ilustre de Escocia", el espía James Bond, para hacer una analogía entre sus aventuras de la ficción y la amenaza real que supone el calentamiento global: "Estamos casi en la misma posición que James Bond, excepto que la tragedia es que esto no es una película".

"La humanidad lleva mucho tiempo jugando con el clima. Ahora falta un minuto para la medianoche en el reloj del juicio final", sentenció. También recordó que estuvo presente cuando se firmaron los Acuerdos de París, "pero esas promesas no serán más que 'bla bla bla' si no hacemos de esta COP el momento de ser realistas sobre el cambio climático", declaró el británico, haciéndose eco de las recientes acusaciones de la activista sueca Greta Thunberg del "bla bla bla" constante de los líderes mundiales.

El rostro del movimiento juvenil por el clima –así como muchos otros jóvenes como el colombiano Francisco Vera Manzanares– no faltó en Glasgow para presionar a los dirigentes. En una petición en línea que ya supera el millón de firmantes, pidió que se aborde la emergencia climática de inmediato.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, tampoco dudó en usar formulas rotundas.

"Basta de cavar nuestra propia tumba", abundó. "Basta de brutalizar la biodiversidad, basta de matarnos con carbono, basta de tratar a la naturaleza como una letrina"; la cumbre debe actuar para "salvar a la humanidad", pronunció el alto mando de la ONU.

La palabra "ambición", en boca de todos

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, usó asimismo la palabra "ambición". El mandatario solicitó este lunes que esta cita climática sea "el punto de partida de una década de ambición e innovación".

Hizo hincapié en que el cambio climático "no es algo hipotético", sino que afecta ya a las vidas de muchas personas, incluso en su propio país, en forma de incendios descontrolados, inundaciones o sequías, sin contar con desplazamientos debido a la transformación ambiental.

Durante su discurso, también se disculpó públicamente por la decisión de su predecesor Donald Trump de retirar la nación del Acuerdo de París: "Supongo que no debería disculparme, pero sí me disculpo por el hecho de que Estados Unidos –la última Administración– se retiró del Acuerdo, y en cierto modo nos dejó atrás", declaró, antes de concluir que "Estados Unidos no solo ha vuelto a la mesa, sino que espero que predique con el ejemplo".

Otro líder en exigir más "ambición", el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, anunció el compromiso de España de aumentar en un 50% su aportación al Fondo Verde del Clima hasta llegar a los 1.350 millones de euros anuales a partir de 2025 (más de 1.560 millones de dólares).

En otro anuncio de medidas climáticas, el primer ministro indio, Narendra Modi, prometió que su país alcanzará el nivel de cero emisiones netas de carbono en 2070. Aunque su meta se sitúa 20 años por detrás del objetivo general de los países en la cumbre, esta es la primera ocasión en la que India marca un plazo para la neutralidad de carbono.

Modi también indicó que aspira a que la mitad del consumo energético de su nación provenga de fuentes renovables en 2030: "Para 2030, India reducirá la intensidad de carbono de su economía en un 45%", aumentando en diez puntos porcentuales su medida original.

Xi Jinping presente solo por medio de una declaración escrita

En cuanto al mayor productor de emisiones de gases de efecto invernadero de la Tierra, China, no hay indicios de que se puedan esperar progresos significativos tras la COP26.

El presidente de la potencia asiática, Xi Jinping, tendrá presencia en la cumbre solo mediante declaración escrita. Por otra parte, el esperado informe de nuevas emisiones de China presentado la semana pasada fue solo una fracción más alto que el anterior.

De América Latina no acudirán ni el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, ni el brasileño Jair Bolsonaro, a pesar de que este último acudió a la cumbre del G20, que culminó el domingo en Roma.

Sin embargo, Bolsonaro y el ministro de Medio Ambiente, Joaquim Leite, informaron de la meta climática de reducir en un 50% la emisión de gases de efecto invernadero del país a la atmósfera, además de neutralizar la emisión de carbono hasta 2050.

El líder brasileño insistió además en que Brasil "no es parte del problema", sino de "la solución" en el combate a esta emergencia, en un video de tres minutos exhibido en el pabellón de Brasil en Glasgow, en el que no mencionó la Amazonía ni la deforestación en el país.

Con AFP, Reuters, EFE y medios locales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente