La Convención Constitucional de Chile comienza su segunda etapa con nuevas autoridades

·3 min de lectura

Tal como estaba estipulado, el organismo que está en proceso de confección de una nueva Carta Magna efectuará el cambio de presidente. Mientras, encamina el proyecto que deben presentar antes de mitad de año para reformar los documentos heredados de la dictadura de Augusto Pinochet, una de las peticiones más importantes de las protestas que tuvieron lugar en las protestas de 2019.

Este martes, la Convención Constituyente que redactará la nueva Carta Magna de Chile reanudó sus trabajos poniéndole fin al mandato de la académica mapuche Elisa Loncón y al profesor Jaime Bassa, quienes son la presidenta y el vicepresidente, respectivamente, desde el inicio de las labores del organismo en junio de 2021.

Esta decisión estaba estipulada previamente, aunque aún no están confirmados quiénes serán las nuevas autoridades de la organización. Loncón y Bassa fueron elegidos por los 155 constituyentes, quienes ahora deberán erigir una nueva mesa directiva para terminar el trabajo.

Entre las figuras con más posibilidades para asumir la nueva presidencia de la constituyente están la excandidata presidencial Beatriz Sánchez; la científica Cristina Dorador; la exalcaldesa socialista Ramona Reyes; y la periodista independiente Patricia Politzer. De ser así, el mandato seguiría en manos de una mujer, en medio de la primera Convención Constituyente paritaria de todo el mundo.

En estos seis primeros meses, los constituyentes se han concentrado en elaborar el reglamento de funcionamiento y diseñando las distintas comisiones temáticas. Recientemente, iniciaron el debate de fondo de los artículos constitucionales, algo que Loncón afirma que ha sido un camino “largo y no libre de dificultades”.

El nuevo texto debe estar listo a mediados de 2022. De ser adoptadas las modificaciones, el presidente del país, Gabriel Boric, tendrá que llamar a un referéndum para asentar la nueva Constitución. De hecho, esto se prevé como uno de los grandes desafíos en su primer año de gestión. El izquierdista visitó a la Convención luego de su victoria en las urnas como gesto de respaldo. “No espero una Convención partisana, al servicio de nuestro gobierno”, indicó.

Más allá de ultimar los artículos a modificar o agregar, en esta segunda etapa será necesaria una gran capacidad de diálogo político, ya que para que se aprueben las variantes deberán darle el visto bueno dos tercios de la cámara. Es decir, 104 escaños.

El camino de la Convención en sus primeros seis meses

Luego de ser una de las demandas más recurrentes de los manifestantes durante sus protestas de 2019, se dio lugar a la Convención Constitucional para que lleve delante –de manera independiente- un proyecto para conformar una nueva Carta Magna.

Y es que esta fue una de las las demandas que provocaron tensiones sociales en Chile a finales del 2019, pues la actual Constitución fue redactada en la dictadura encabezada por Augusto Pinochet entre 1973-1990 y tiene una tendencia neoliberal.

Sin embargo, el nacimiento de este organismo no fue sencillo. Pese a que entró en funciones en 2021, se anunció su creación en 2020 en un marco de restricciones de la pandemia dentro del recinto, pero con enfrentamientos entre civiles y policías en las calles en un día donde todas las miradas estaban puestas en lo que sucedería en el Congreso Nacional.

Finalmente, la elegida para encabezar la primera mitad del proceso de la convención fue Loncón, una académica mapuche –la etnia mayoritaria en Chile-. Su figura se convirtió en histórica luego de dar su discurso de asunción en idioma mapadungún y portando las ropas tradicionales. “Quiero agradecerle a todo el pueblo de Chile por votar a una persona mapuche y mujer para cambiar la historia del país”, afirmó.

La imagen de la activista recorrió el mundo y fue mencionada por la revista ‘Time’ como una de las personalidades más influyentes del mundo en el último año.

El proceso constituyente fue tomado por las fuerzas políticas como el mejor camino para apaciguar el estallido social de 2019, la más grave desde la vuelta de la democracia. Más de 30 personas fallecieron, miles resultaron heridos y las unidades de seguridad quedaron apuntadas por violar los derechos humanos.

Con EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente