Australia y su decisión de negar la entrada al país a Novak Djokovic

·5 min de lectura

La negativa al número uno del mundo para entrar a Australia ha suscitado todo tipo de reacciones y ha puesto al jugador en medio de la arena política. Su familia denuncia malos tratos mientras colegas se pronuncian, entre los cuales Rafael Nadal, quien lamentó la situación de Djokovic, pero dijo que él sabía "las consecuencias" a las que se enfrentaba si no acudía vacunado a la competencia.

Una situación que escapaba a la imaginación de millones de aficionados al tenis hace apenas unos días y que se ha convertido en el centro de la polémica mundial en menos de 24 horas: el número uno del mundo y favorito a ganar el Abierto de Australia 2022, Novak Djokovic, está suspendido a las puertas del torneo tras su detención por agentes fronterizos por no cumplir con las normas anti-covid de Australia.

El tenista viajó a Melbourne con una exención médica del Gobierno del estado de Victoria para poder jugar sin estar vacunado, pero a su llegada al aeropuerto de la ciudad fue separado de su equipo y funcionarios fronterizos lo llevaron a una sala con vigilancia policial en la que lo interrogaron por horas y donde le informaron que su visado había sido cancelado por no cumplir con los estrictos requisitos del país contra la pandemia.

En el margen de las ocho horas por las que permaneció detenido, sus abogados informaron que apelarían, en búsqueda de una vía para que el campeón pueda competir el Grand Slam a partir del 17 de enero. Luego fue trasladado a un hotel en el que se encuentran custodiados también solicitantes de asilo y sobre el cual sus allegados denuncian malas condiciones.

Su situación ha provocado un remolino de pronunciaciones y acontecimientos, que han colmado las redes sociales y las portadas de medios australianos y deportivos. 'The West Australian', por ejemplo, tituló con una foto del ídolo, seguido del texto ‘No Vak’, ‘No Vax’, ‘No Way’ (Novak, No Vacuna, De Ninguna Manera), mientras el tabloide serbio 'Blic' publicó "Día de la vergüenza para Australia: Novak en condiciones horribles”.

La situación de vacunación de Djokovic levantó revuelo en Australia

La firme negativa de Djokovic a vacunarse no es ajena a la situación que enfrenta ahora.

"Personalmente me opongo a la vacunación, y no quisiera que alguien me obligara a vacunarme para poder viajar", había dicho el deportista en abril de 2020, durante la peor etapa de la pandemia. Ahora sus palabras -que ha mantenido desde entonces-, en medio de una fuerte ola de contagios en Australia con récord de nuevos casos por cuarto día consecutivo y hospitales abrumados, le juegan un fuerte revés.

La llegada de Djokovic a Australia había causado revuelo entre su población, que ha afrontado algunas de las medidas más estrictas del mundo en medio de la pandemia, con familias que han estado separadas por más de un año y ciudadanos locales que no podían siquiera viajar entre los mismos estados de la nación.

Es por ello que la posición anti-vacunas y la negativa de Djokovic a revelar si había sido vacunado estaba levantando asperezas y algunos encuentran en ello un incentivo a su detención y a la -hasta ahora- inamovible postura del primer ministro australiano Scott Morrison a asegurar que "las reglas son las reglas" y que Novak no sería una excepción.

La exención de Djokovic, en medio de la controversia

El deportista también ha quedado atrapado en una pelea política entre la Administración conservadora de Morrison y el Gobierno de tendencia izquierdista del estado de Victoria.

Si bien los estados pueden emitir exenciones a los requisitos de vacunación para el ingreso de ciudadanos al país, es el Gobierno federal el que controla las fronteras internacionales y tiene la potestad de impugnar dichas exenciones. Justamente Djokovic había recibido su exención del Gobierno victoriano, pero a su llegada la Fuerza Fronteriza Federal consideró que Djokovic no podía justificar los motivos de su exención.

Aún rondan múltiples incógnitas sobre cuáles fueron las causas de la negativa a ‘Nole’ para su entrada al país, así como en qué consistía exactamente su visado, sobre todo después de que se supiera que en total otros cinco jugadores habían podido ingresar al país sin estar vacunados, algo que tampoco ha estado exento de controversia.

Varios medios deportivos como AS apuntan a que el tenista habría basado su petición de exención en el hecho de haber superado hace menos de seis meses una infección por coronavirus. Pero también ha circulado la hipótesis de que la solicitud del jugador se hubiera realizado mediante un papeleo errado.

La familia denuncia "secuestro" y el Gobierno serbio "acoso"

La familia del tenista culpa a los políticos del país oceánico por su situación. Su madre, Dijana Djokovic, aseguró que el deportista "es la cabeza de turco", mientras su padre, Srdjan, dijo que que el problema de entrada al país "no tiene nada que ver con el deporte", sino que "es un tema de agenda política". También aseguró que su hijo se encuentra "secuestrado". Esta última declaración podría traerle problemas al tenista, ya que, según el diario 'The Age' de Australia, a raíz de esta afirmación las autoridades estarían sopesando la posibilidad de vetar la entrada de Djokovic al país por 3 años.

También se han pronunciado algunos de sus colegas, entre ellos el español Rafael Nadal, quien dijo que lamentaba su situación, aunque indicó que el tenista serbio "sabía las condiciones desde hace meses". "Él es una persona mayor de edad que toma sus propias decisiones y que tiene que pagar las consecuencias de esas decisiones", indicó.

Entre tanto, en Serbia fans del ídolo nacional han llevado a cabo una manifestación a favor del deportista ante el Parlamento.

Mientras, el presidente serbio volvió a asegurar que el deportista seguía siendo "acosado", por las autoridades australianas, un señalamiento que mantiene desde que se enteró de la situación de su connacional y se quejó por el hecho de que el campeón se estuviera quedando en un hotel "de inmigración".

Por el momento, el tenista permanecerá en Australia hasta el lunes, cuando un tribunal del país tiene fijada la fecha para determinar si el campeón mundial podrá o no competir en el torneo que lo catapultaría a la gloria.

Si el serbio participará en el campeonato, que de ganar lo consagraría como líder indiscutible a nivel histórico del tenis al conseguir 21 Grand Slam y superando así a los tenistas Rafael Nadal y Roger Federer, es todavía una incógnita que dependerá de la Justicia del país oceánico.

Con Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente