Controla tu dieta: estos son los frutos secos que más y menos engordan

Cuando llega el otoño y nos acercamos a la Navidad, los frutos secos se convierten en las grandes estrellas de muchas recetas y ganan protagonismo en los fogones y las mesas. De hecho, podemos encontrarlos en la lista de ingredientes de muchos platos: desde pan hasta dulces como turrón, pasando por ensaladas o carnes.

Como ocurren con muchos alimentos, alrededor de los frutos secos surgen muchos mitos y cuestiones: si engordan porque tienen mucha grasa o si Desde el pan hasta los dulces cuentan con este ingrediente Los frutos secos

Los frutos secos son uno de los alimentos más apreciados en otoño e invierno. Muchas recetas clásicas de estos meses los incorporan entre sus ingredientes, desde el pan y las ensaladas hasta la carne y los dulces. Cuando se acercan los días fríos y, más adelante, con los recetarios de Navidad, los frutos secos ganan protagonismo en los fogones y las mesas. Y, junto a ellos, surgen todo tipo de mitos, dudas y rumores, como que engordan porque tienen mucha grasa.

Los frutos secos son alimentos calóricos. Sin embargo, tienen un perfil nutricional bastante completo y ayudan a controlar el peso. A diferencia de otros alimentos altamente calóricos, los frutos secos aportan nutrientes beneficiosos para el organismo: fibra, vitaminas, minerales y grasas saludables.

¿Cómo un alimento tan calórico puede controlar el peso?

El aumento de las enfermedades relacionadas con la alimentación ha despertado un interés por controlar las calorías que se consumen y el tipo de grasas que contienen algunos alimentos.

Los frutos secos (almendras, nueces, avellanas, piñones) contienen una elevada proporción de grasa mono y poliinsaturada. Diversos estudios demuestran que dietas ricas en este tipo de grasas poseen efectos beneficiosos para el organismo, para reducir el riesgo cardiovascular y ayudan a prevenir la diabetes.

Además de estos principios, los frutos secos aportan vitaminas A, D, E y K, que son un factor decisivo a la hora de regular las funciones biológicas. Además, su alto contenido en fibra disminuye la velocidad del proceso digestivo y aumenta la sensación de saciedad.

Los frutos secos con más y menos calorías

La clave en el consumo de frutos secos está en la cantidad que se tome de cada uno de ellos, lo ideal es que sirvan como aperitivo en pequeñas cantidades que quepan en una sola mano.

Si el objetivo es seguir una dieta saludable tienen que estar presentes en el día a día y en esta época son un producto estrella dentro de los platos típicos.

Estas son los diez frutos secos con más calorías, ordenados de más a menos:

  • Nueces de Macadamia: 718 kcal/100 gramos.

  • Nueces pacanas: 691 kcal/100 gramos.

  • Piñones: 673 kcal/100 gramos.

  • Nueces: 654 kcal/100 gramos.

  • Avellanas: 646 kcal/100 gramos.

  • Almendras: 579 kcal/100 gramos.

  • Pistachos: 562 kcal/100 gramos.

  • Anacardos: 553 kcal/100 gramos.

  • Bellotas: 387 kcal/100 gramos.

  • Castañas: 369 kcal/100 gramos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...