Continúa la búsqueda de desaparecidos tras avalancha en los Alpes italianos

·4 min de lectura
© Guglielmo Mangiapane / Reuters

El derrumbe de un glaciar en los Alpes italianos, atribuido por expertos al aumento de la temperatura global, deja al menos siete muertos y cinco desaparecidos. Otras ocho personas afectadas ya se han reportado con las autoridades.

Los equipos de rescate siguen avanzando en la búsqueda de cinco personas desaparecidas tras la avalancha del domingo 3 de julio en el glaciar de la Marmolada, el pico más alto de los Dolomitas, una cadena de montañas en los Alpes italianos orientales, ubicada en las regiones de Trento y Véneto.

Hasta ahora, se tiene constancia de al menos siete víctimas mortales. Este martes, los medios italianos informaron del hallazgo de otros ocho desaparecidos. Uno de ellos apareció en un hospital de la ciudad de Treviso, cerca de Venecia, donde viene recibiendo tratamiento desde el 3 de julio.

"La situación actual es que las actividades de rescate continúan con el esfuerzo conjunto de los rescatadores alpinos y de todas las administraciones estatales que están aquí", informó Maurizio Dellantonio, presidente nacional de Salvamento Alpino.

Pocas esperanzas de encontrar supervivientes tras el alud

Si bien los equipos de rescate encontraron rastros humanos y materiales de escalada en tres o cuatro puntos de la montaña este martes, consideran que la posibilidad de encontrar supervivientes es casi nula.

"Tenemos que ser claros, encontrar a alguien vivo con este tipo de eventos es una posibilidad muy remota, muy remota, porque la acción mecánica de este tipo de avalancha tiene un impacto muy grande en las personas", dijo Alex Barattin, de Salvamento Alpino.

Con el pico de la montaña aún inestable y ante el peligro de que se produzcan nuevos desprendimientos, los rescatistas han estado utilizando drones y helicópteros para buscar víctimas o tratar de localizarlas a través de las señales de sus teléfonos móviles.

"Sobrevolamos la zona y al encontrar algún resto, se baja rápidamente con cuerdas, se hace una especie de documentación fotográfica, se toma el hallazgo y se vuelve a subir", explicó Dellantonio.

"Lo que hemos encontrado en la superficie será lo mismo que encontraremos debajo (de la avalancha)", cuando se derrita el hielo, ya que "no podemos cavar" porque "la masa de nieve se ha consolidado tanto que no se puede excavar". Indicó el presidente del Rescate Alpino de Trentino, Walter Cainelli.

Cainelli también explicó que recuperar a las víctimas es una tarea difícil "porque hacerlo pone en peligro a los socorristas".

Por su parte, Giovanni Bernard, alcalde de la localidad de Canazei, aseguró que la Marmolada "permanecerá cerrada a los turistas por el momento" para concentrar la atención de las autoridades en las tareas de rescate.

Las autoridades consideran que entre las personas afectadas podría haber dos ciudadanos checos, luego de que el automóvil de uno de ellos haya permanecido desde el domingo en el estacionamiento desde el cual se parte hacia el glaciar.

El cambio climático, detonante de la avalancha según expertos

La avalancha se atribuye en gran medida al aumento de las temperaturas globales, que están derritiendo los glaciares en distintas partes del mundo. Italia ha estado inmersa en una ola de calor desde principios de verano, unida a la peor sequía en el norte del país desde hace 70 años.

Las nevadas han sido inusualmente escasas durante el invierno, lo que ha expuesto más a los glaciares de los Alpes italianos al calor y al deshielo del verano.

"El hecho de que haya ocurrido en un verano abrasador con temperaturas anormales debe ser una llamada de atención para entender que estos fenómenos, aunque raros, son posibles", indicó ante la agencia de prensa AP Nicola Casagli, geóloga y experta en avalanchas de la Universidad de Florencia. "Si no tomamos medidas decisivas para contrarrestar los efectos del cambio climático, serán cada vez más frecuentes", agregó.

Por su parte, el primer ministro italiano, Mario Draghi, aseguró durante su visita a la base de rescate en Canazei que la tragedia "depende ciertamente del deterioro de la situación climática".

Entretanto, el Consejo Nacional de Investigación (CNR), organismo estatal, indicó que el glaciar de la Marmolada podría desaparecer por completo en los próximos 25 o 30 años si se mantienen las tendencias climáticas actuales. Hasta la fecha ha perdido el 30% de su volumen, y el 22% de su superficie entre 2004 y 2015.

Con EFE, AP y Reuters