Continúa el ‘éxodo’ forzado de los contagiados por covid a los campos de concentración en China

En China continúan transportando de manera forzosa a los ciudadanos que dan positivo en covid a improvisados campos de concentración que han sido construidos durante los últimos meses, con el fin de aislar a estas personas del resto de ciudadanos. Ejemplo de ello fue el traslado masivo que se produjo hace unos días en el distrito de Guxi, perteneciente a la industrializada ciudad de Fuzhou, donde el gobierno movilizó a más de 6.000 personas en autobuses hasta dichos lugares de cuarentena, donde los contagiados son sometidos a test diarios para ratificar si la enfermedad continúa en su sistema.

Estos campos de concentración se han convertido en micro ciudades que cuentan con habitáculos de escasos metros cuadrados. En realidad, se tratan de casetas de obra donde cada persona es encerrada por su cuenta, menores de edad incluidos. Cada día, los responsables de estos lugares les entregan bandejas de comida a través de un sistema de contacto físico cero. Con estampas que más bien parecen de un centro penitenciario, los trabajadores van ataviados con un traje especial y les dejan su correspondiente bandeja por fuera de la caseta, para que los contagiados extiendan sus brazos por fuera de la pequeña ventana y recojan su ración de alimentos.

Los traslados masivos se realizan las 24 horas del día, a plena luz o incluso de madrugada, allanando casas y obligando a la gente casi a la fuerza a subir a los autobuses ofrecidos por el gobierno, en la mayor parte de ocasiones sin saber cuál es su destino o cuánto tiempo permanecerán en ese lugar tan poco atractivo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente