Esto fue lo que contestó Isabel II cuando un turista le preguntó si conocía a la reina

·2 min de lectura

La historia de cómo la reina Isabel II manejó un encuentro con un excursionista estadounidense que no la reconoció, contada por un ex guardaespaldas que estaba con ella ese día, es la prueba del lado divertido de su personalidad que el público rara vez vio. La monarca británica ha muerto el jueves a los 96 años después de más de 70 años en el trono.

La monarca estaba en las colinas cerca de su castillo escocés en Balmoral cuando dos turistas estadounidenses en unas vacaciones caminando se acercaron y uno de ellos entabló una conversación con ella, dijo el ex oficial de protección real Richard Griffin, conocido como Dick.

El excursionista le preguntó a la reina dónde vivía, por lo que dijo Londres, y agregó que tenía una casa de vacaciones justo al otro lado de la colina y había estado visitando el área durante más de 80 años desde que era una niña. No dijo que se refería a Balmoral.

Oh, a veces puede ser muy cascarrabias, pero tiene un sentido del humor encantador’Richard Griffin, ex guardaespaldas de Isabel II

Consciente de que el castillo estaba cerca, el excursionista le preguntó si alguna vez había conocido a la reina, dijo Griffin. “Rápido como un rayo, ella dijo: ‘No lo he hecho, pero Dick aquí se encuentra con ella regularmente’”, contó el ex guardaespaldas en la cadena Sky News, durante las celebraciones de los 70 años de Isabel en el trono a principios de este año.

El excursionista le preguntó a Griffin cómo era el monarca en persona. “Como estuve con ella mucho tiempo y sabía que podía burlarme de ella, dije ‘oh, a veces puede ser muy cascarrabias, pero tiene un sentido del humor encantador’”, dijo Griffin.

Me encantaría ser una mosca en la pared cuando muestre esas fotografías a sus amigos en Estados Unidos y espero que alguien le diga quién soyAnécdota de Isabel II relatada por uno de sus ex guardaespaldas.

La foto

Encantado, el excursionista pasó su brazo alrededor del hombro de Griffin y le preguntó si podía tener una foto de los dos juntos. “Antes de que pudiera ver lo que estaba pasando, tomó su cámara y se la dio a la reina y le dice ‘¿puedes tomarnos una foto?’”.

La reina obedeció, y luego Griffin tomó la cámara y le tomó una foto con el par de excursionistas. Más tarde, aseguró Griffin, la reina le dijo: “Me encantaría ser una mosca en la pared cuando muestre esas fotografías a sus amigos en Estados Unidos y espero que alguien le diga quién soy”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR