Contener en el 4 % el alza de la electricidad en Francia costará 14.000 millones

·2 min de lectura

París, 11 ene (EFE).- Cumplir la promesa de que la electricidad para los consumidores particulares en Francia no suba más que un 4 % este año tendrá un coste de 14.000 millones de euros para las arcas públicas, según el Gobierno, que busca soluciones para que el encarecimiento no repercuta en 2023.

La ministra de la Transición Ecológica, Barbara Pompili, afirmó este martes en una entrevista al canal BFMTV que "nos hemos comprometido a mantener un escudo de tarifas y lo vamos a cumplir", de forma que el incremento de la electricidad "se va a mantener en el 4 %".

Pompili puntualizó que ese dispositivo, cuyo coste inicialmente se había estimado en 8.000 millones de euros, en realidad supondrá 14.000 millones, pero añadió que "lo asumimos para ayudar a los franceses a pasar esta situación".

Según las proyecciones del Ejecutivo que se han filtrado en la prensa en los últimos días, con la escalada de precios de la electricidad en el mercado mayorista, el aumento para los particulares tendría que ser del 38-40 % sin ese "escudo".

Hasta ahora, el dispositivo se basa esencialmente en una reducción de carácter temporal de los impuestos que gravan la electricidad, pero la ministra indicó que se baraja añadir a eso un aumento de la electricidad que el grupo estatal EDF tiene que vender a los otros operadores a un precio de 42 euros por megavatio hora, muy por debajo del precio actual en el mercado.

No obstante, recurrir a eso necesitaría el visto bueno de la Comisión Europea.

Pompili explicó, a ese respecto que están trabajando para aliarse con otros países para influir en el Ejecutivo comunitario para modificar algunos elementos del mercado eléctrico, esencialmente para evitar los altibajos de precios a los consumidores particulares.

Para compensar en parte la pérdida de generación, el Gobierno francés ha autorizado a las dos centrales de carbón que hay en el país a funcionar un 42 % de horas más de las que podían.

Pompili insistió en que es un mecanismo puntual y marginal -hizo notar que el carbón supone entre el 1 y el 2 % de la electricidad generada en Francia- y en que eso no cuestiona la política de cierre progresivo y definitivo de las dos centrales. Confirmó que la primera lo hará esta primavera.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente