Los contagios entre alumnos y profesores casi se duplican en una semana

·4 min de lectura
Entrada en un colegio de Primaria de Madrid (Photo: Europa Press News via Getty Images)
Entrada en un colegio de Primaria de Madrid (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Los centros escolares no escapan al efecto de ómicron. En una semana, casi se han duplicado las bajas entre docentes y estudiantes tras la vuelta a clase completamente presencial el día 10 de enero.

Según ha detallado la ministra de Educación y FP, Pilar Alegría, hay 24.742 profesores aislados por positivo en coronavirus o en cuarentena, lo que significa el 4,28% del total. En cuanto a los alumnos, son 262.451 los que han causado baja temporal, un 3,77%.

El crecimiento de casos también conlleva un incremento de aulas afectadas, aunque la cifra sigue siendo muy baja. Apenas un 0,49% (1.962 de las 405.181 existentes) han tenido que ser cerradas por covid.

“Con estas cifras, vuelvo a confirmar que se está haciendo bien, que se está desarrollando muy bien los protocolos en los centros educativos y podemos aseverar claramente que las escuelas siguen siendo espacios seguros”, además de garantizar la formación presencial, ha manifestado Alegría. Así lo ha indicado en una visita al IES Politécnico Jesús Marín de Málaga capital, junto al consejero andaluz de Educación y Deporte, Javier Imbroda, señalando que “estamos viviendo semanas donde las cifras están aumentando”.

Volver a clase como “necesidad” educativa y social

Tutores, asociaciones de madres y padres y sanitarios expresaron recientemente a El HuffPostla necesidad de no dejar la enseñanza presencial a mitad de curso, porque “volver a casa otra vez sería insostenible”, como confesaba Patricia, docente de Secundaria y Bachillerato.

“Cuando se altera el proceso de socialización, como el que se desarrolla en un colegio, se pueden ver afectadas muchas áreas, desde su autoestima a su motivación”, añadía el psiquiatra infantil Pedro Javier Rodríguez.

La pasada semana, Educación dio los datos correspondientes a la mitad de semana, el 12 de enero, solo tres días después de la vuelta tras Navidad. Entonces se registraban 19.335 profesores y 102.233 estudiantes de baja y un levísimo 0,03% de aulas clausuradas temporalmente.

Las escuelas no exportan casos sino que importan los de fuera, dice la ministra

Al respecto, Alegría ha incidido en que las escuelas “no son elementos ajenos a la propia realidad, es verdad que no hemos sido exportadores de casos, sino en todo caso importadores de lo que nos traían desde fuera”, considerando que “al igual que la incidencia está remitiendo, en las próximas semanas vamos a ver lo propio en las escuelas”.

La prueba de que se están cumpliendo y están dando buenos resultados es que hoy a diferencia de lo que sucede en otras partes del mundo, nuestras escuelas están abiertasPilar Alegría, ministra de Educación

La ministra ha reiterado que los centros educativos “son seguros, lo que se ha mostrado no solo este curso sino también el pasado, que iniciamos las clases sin vacunas y sin conocimiento de este virus y aún así apostamos por la presencialidad”. Así, ha agradecido “el magnífico trabajo de la comunidad educativa. “Los profesores, los estudiantes, las administraciones educativas, las familias han demostrado que las escuelas son centros seguros”, ha asegurado.

En cuanto las administraciones educativas ha agradecido que en la última reunión la presencialidad “fuera una apuesta clara por parte de todas las comunidades autónomas”. Asimismo, ha asegurado que “una de las cosas que ha quedado claro es que todos los protocolos que hemos ido poniendo en los centros educativos han sido siempre basados en conocimientos científicos, en lo que las autoridades sanitaria nos marcaba y acordado por todas las administraciones educativas”.

“La prueba de que se están cumpliendo y están dando buenos resultados es que hoy a diferencia de lo que sucede en otras partes del mundo, nuestras escuelas están abiertas y con una formación presencial en todas las etapas y áreas”, ha manifestado.

Los problemas de las bajas y la conciliación

Sobre las dificultades o demoras en cubrir las bajas, ha dicho que puede que “en algún centro o algún lugar concreto se estén produciendo que no se puedan cubrir”, pero ha asegurado que según las informaciones que tiene el ministerio “el trámite para cubrirlas se está haciendo correctamente, de forma adecuada, en casi toda las administraciones”.

Cuestionada sobre las dificultades para la conciliación familiar, Alegría ha dicho que esta “ha sido siempre complejo con pandemia y sin pandemia”, pero ha puesto en valor que desde el comienzo de esta situación “el Gobierno ha tramitado algo más de seis millones de bajas, tanto por la infección como por casos de aislamiento” y la puesta en marcha del plan ‘Me cuida’ que “plantea flexibilizar la jornada de los padres y madres para que no tengan una merma económica en sus salario”.

“Nos queda lo que venimos haciendo con las empresas, una implicación para favorecer esa conciliación que si ya de por sí está siendo complicada ahora con esta situación ha adquirido grados de mayor dificultad”, ha concluido.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente