La muerte de un joven contagiado por segunda vez nos plantea qué sabemos realmente sobre reinfección de COVID-19

Javier Peláez
·5 min de lectura
Contagiarse por segunda vez de coronavirus. ¿Qué sabemos realmente de esta posibilidad?
Contagiarse por segunda vez de coronavirus. ¿Qué sabemos realmente de esta posibilidad?

Wilber Portillo, un adolescente estadounidense de 18 años, fallecía hace unos días en Denver después de contraer COVID19 por segunda vez sembrando dudas sobre un tema tan importante como enigmático: las reinfecciones por COVID-19. Los expertos entienden como “reinfección” cuando una persona infectada previamente por coronavirus, vuelve a infectarse por segunda vez en un periodo de entre 45 y 90 días. Hasta el momento, las reinfecciones no han sido frecuentes pero las nuevas variantes, que ya circulan como dominantes en muchos países, nos plantean la gran cuestión de la duración de inmunidad, un factor decisivo en nuestra lucha contra el coronavirus.

Antes del inicio de esta gran crisis sanitaria en 2019, ya conocíamos otros tipos de coronavirus (229E, NL63, OC43 y HKU1) culpables de una buena parte de las infecciones del tracto respiratorio en humanos. La infección con cualquiera de ellos suele llevar aparejada una inmunidad que varía entre uno o dos años. “Con el tiempo te vuelves a infectar, pero no todos los años”, explica el epidemiólogo Joël Mossong en BMJ. La aparición del nuevo SARS-Cov-2 ha puesto patas arriba todo lo que creíamos saber sobre coronavirus y el asunto de la reinfección es la gran incógnita que deberemos despejar.

¿Cuánto dura la inmunidad? ¿Cómo afectan las nuevas variantes a los ya que ya se contagiaron? ¿Cuál será la influencia de estas variantes en las vacunas ya desarrolladas? No son cuestiones triviales, sin ir más lejos la semana pasada la Revista Science advertía que las nuevas variantes del coronavirus podrían causar más reinfecciones e incluso que podría ser necesario actualizar las vacunas que estamos administrando actualmente. Es el momento de tratar un aspecto peliagudo:

¿Qué sabemos realmente sobre reinfección de COVID-19?

Sabemos que pueden darse en cualquier grupo de edad. El segundo contagio de la joven Risha Malhotra, de solo 21 años de edad, coincidía en octubre con el fallecimiento de una mujer de 89 años en Holanda, contagiada también por segunda vez. La mayoría de casos documentados de reinfección por SARS-CoV-2 se han diagnosticado como leves o incluso asintomáticos, pero la reciente muerte del joven Wilber Portillo deja claro que una segunda reinfección puede llegar a ser extremadamente grave.

¿Son frecuentes las reinfecciones?

Hace tan solo unas semanas nos las prometíamos muy felices y los casos de reinfección eran tan solo una anécdota. En diciembre, un estudio publicado en Journal of Infection, realizó un seguimiento a los 11.000 trabajadores contagiados del servicio de salud pública del Reino Unido (NHS) durante la primera oleada entre marzo y abril de 2020, y no detectó ninguna reinfección sintomática en la segunda ola del virus, entre octubre y noviembre. Ante estos datos, los investigadores confiaban que la inmunidad durase al menos seis meses.

No obstante, los resultados del estudio SIREN (Sarscov2 Immunity & Reinfection EvaluatioN) realizado por el servicio de salud del Reino Unido, estimaban que los anticuerpos brindan un 83% de protección contra las reinfecciones por COVID-19 durante un periodo de al menos cinco meses. De los 6614 participantes contagiados se detectaron 44 posibles o probables reinfecciones, y los responsables británicos advertían que “aunque la reinfección por COVID-19 es rara, algunas personas que tienen anticuerpos Covid aún portan el coronavirus y pueden transmitirlo a otras personas”.

Por otro lado, las nuevas variantes del coronavirus, que ya circulan por más de sesenta países, van a incrementar los casos de reinfección. Una de las variantes que más preocupa a los científicos es la 501Y.V2 detectada en Sudáfrica ya que algunas de sus mutaciones (específicamente E484K y K417N) cambian su proteína de superficie y, como se ha demostrado en laboratorio, consiguen reducir la eficacia con la que los anticuerpos monoclonales combaten el virus. Esto significa que podrían darse casos de personas que ya desarrollaron la enfermedad durante la primera o segunda oleada, pero vuelven a contagiarse con las nuevas variantes.

¿Reinfección o reactivación?

Este es un aspecto muy interesante del que aún no sabemos demasiado. El British Medical Journal explica que lo que algunas personas están experimentado más que una reinfección, “podría ser más una reactivación del COVID-19 preexistente en el organismo”, aunque esto aún es difícil de determinar. Para diferenciar entre reinfección o reactivación del coronavirus necesitaríamos obtener muestras de los pacientes durante el primer episodio de la enfermedad, guardarlas y posteriormente secuenciar su genoma para comparar con el segundo episodio.

Para dilucidar esta cuestión apenas contamos con un estudio publicado, que examinó las reinfecciones en Hong Kong, y las conclusiones fueron que se produjeron por coronavirus diferentes. Sin embargo, es muy aconsejable esperar a nuevos y más específicos estudios antes de descartar ninguna posibilidad.

Consejos y advertencias

En resumen, debemos estar preparados para un aumento de las reinfecciones. Durante los primeros meses han sido poco frecuentes gracias a una inmunidad de la que aún necesitamos investigar mucho. No obstante, esa inmunidad podría durar solo unos meses y aquellos que han desarrollado anticuerpos hace seis meses, podrían volver a contagiarse. Además, aquellos que experimentaron síntomas más leves (asintomáticos) en su infección initical tienen una mayor probabilidad de reinfección, “posiblemente porque no desarrollaron una respuesta inmune lo suficientemente duradera la primera vez”. Para redondear el peligro, las nuevas variantes incrementan el riesgo de un segundo contagio y, en el peor escenario, incluso podrían obligarnos a actualizar las vacunas actuales.

La recomendación es clara y directa: "Contagiarse y recuperarse de COVID-19 no es, en ningún caso, una excusa para olvidarse de las medidas sanitarias básicas, el distanciamiento social o la obligación de llevar mascarilla. No se confíe, sabemos que podría infectarse nuevamente de coronavirus, sabemos que esa segunda infección puede ser grave o incluso mortal y que también puede transmitirlo a otras personas”.

Más historias importantes sobre COVID-19 en Yahoo:

Referencias científicas y más información:

Stokel-Walker, Chris “What We Know about Covid-19 Reinfection so Far”. BMJ, vol. 372, enero de 2021, DOI:10.1136/bmj.n99.

Kupferschmidt, Kai, et al. “New Coronavirus Variants Could Cause More Reinfections, Require Updated Vaccines”. Science | AAAS, enero de 2021