Los 'contactos estrechos' quedan bajo vigilancia, pero sin aislamiento estricto

·3 min de lectura

Tras tres casos de covid-19 en el equipo sudafricano de fútbol, los Juegos Olímpicos de Tokio afrontan este lunes el delicado tratamiento de los "contactos estrechos", aislados y estrechamente vigilados, pero que pueden seguir entrenando.

"Aunque sea un 'contacto estrecho', puede seguir haciendo lo mínimo necesario para preparar" la mayor cita deportiva del mundo (23 de julio-8 agosto), resumió Pierre Ducrey, director adjunto de los Juegos en el Comité Olímpico Internacional (COI).

Ya aplazados un año y organizados en plena propagación de las variantes más contagiosas del covid-19, estos Juegos suponen un doble desafío para los organizadores: garantizar la seguridad sanitaria en un Japón poco vacunado y preocupado por el riesgo de infección, preservando al tiempo la equidad deportiva.

Y los tres primeros positivos detectados en la Villa Olímpica, en un técnico del equipo sudafricano de fútbol el sábado y en dos jugadores el domingo, han llevado este lunes a la identificación de 21 "contactos estrechos", sobre los que los organizadores no han dado detalles.

El Comité Olímpico Checo anunció, por otro lado este lunes que uno de sus jugadores de voley-playa, Ondrej Perusic, dio positivo el domingo en la villa olímpica, como había ocurrido la víspera con un miembro de la delegación en el aeropuerto. Todavía no se conoce el número de contactos.

- 'Presión suplementaria' -

Un panel independiente de expertos lleva a cabo esta detección crucial, explicó el COI, ansioso por estrechar el cerco en torno a las personas que presentan un riesgo real de transmisión del virus.

Mientras son negativos al covid-19, estos 'contactos estrechos' no sufren un aislamiento tan riguroso como el de los infectados, que son ubicados en un lugar previsto por Tokio-2020, o en estructura adecuada para su cuidado en caso de síntomas.

Sometidos a pruebas todos los días, animados a comer en su habitación y transportados en "vehículos exclusivos", los contactos estrechos deben "entrenarse aparte", pero pueden continuar con su preparación, detalló Pierre Ducrey.

También pueden participar en una competición si han dado negativo "seis horas antes", añadió el médico británico Brian McCloskey, jefe del panel de expertos. Aunque estén en fase de incubación, es "muy improbable" que su carga viral aumente en ese lapso hasta el punto de que sean contagiosos, aseguró.

Los organizadores "no han ahorrado esfuerzos" para que los participantes en los Juegos puedan "sentirse a gusto" pese a un ambiente empañado por pandemia y la ausencia casi total de público, subrayó, por su parte, Christophe Dubi, director de los Juegos Olímpicos en el COI.

"Ya es muy impresionante cuando estás en los Juegos, con la presión del entrenamiento y de la competición", pero el covid-19 añade "una presión más" ligada a las pruebas y las restricciones sanitarias, insistió el responsable.

- 'Filtros' sucesivos -

La gestión del contexto sanitario se anuncia cada vez más compleja mientras que la villa olímpica, pensada para recibir a 17.000 personas, tendrá un "pico" de unos 6.000 residentes en el fin de semana central de los Juegos, calculó el sábado Dubi.

Pero, además de la elevada tasa de vacunación, que supera el 85% entre los deportistas, el responsable apuesta por la intensidad del cribado, la limitación de contactos y "la acción inmediata" en caso de un positivo.

"Cada filtro es una reducción del riesgo", insistió Brian McCloskey, para quien la protección de los Juegos reposa sobre una detección precoz de toda persona "que viaje a Tokio con una infección en desarrollo".

El COI y Tokio-2020, en cambio, no tienen control sobre otra categoría de participantes aislados, en este caso, por las autoridades japonesas: es el caso de seis atletas británicos y dos miembros de su equipo técnico, que dieron negativo pero son "contactos" de un pasajero de su avión que dio positivo, y están encerrados en su habitaciones respectivas en el campo de entrenamiento de su equipo en Yokohama.

El equipo sudafricano de rugby VII fue aislado también el miércoles pasado tras un caso positivo en su vuelo de Doha, y después fue autorizado a concentrarse en Kagoshima (sur) con cuatro días de retraso, antes de que su seleccionador Neil Powell diera también positivo.

cfe/fbr/av/gr/psr

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente