Un consultor político descubre el "anzuelo" que Sánchez le tiró a Feijóo: picó a medias

·3 min de lectura
Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo cara a cara en el Senado (Photo: GETTY)
Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo cara a cara en el Senado (Photo: GETTY)

Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo cara a cara en el Senado (Photo: GETTY)

Es un hecho que el debate de este martes en el Senado, que fue el segundo cara a cara entre el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y el presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, eclipsó la atención de políticos, medios y de la ciudadanía.

Con las Elecciones Generales a la vuelta de la esquina, como quién dice, hemos entrado en una carrera de fondo en el que cada adversario elige el papel que quiere asumir de cara a sumar votos.

En Twitter, el debate, y todo lo que ello implicó, se convirtió en ‘trending topic’. Estaban, por un lado, los que abogaban por debatir quién había ganado el duelo y, por otro lado, los más observadores, aquellos que se fijaron en los detalles y gestos más llamativos del encuentro.

El consultor político Eduardo González Vega ha analizado este miércoles en Más vale tarde, programa de La Sexta, qué denotan, precisamente, esos detalles y gestos de Feijóo y Sánchez que tanto llamaron la atención de los espectadores.

Según González, en la preparación de un debate es imprescindible trabajar el plano escucha: “Esto quiere decir que tú no estás debatiendo solo cuando te toca hablar, sino que también participas en el debate cuando está hablando el otro, porque tienes seguir la comunicación, de ahí vienen las sonrisas irónicas, las expresiones, las negativas...”.

Los gestos, que naturalmente forman parte del juego político, son una forma de intentar desprestigiar y distraer, de manera indirecta, al adversario. Sin embargo, el experto advierte de que es peligroso “llevarlo al extremo” cayendo en el terreno de los insultos y las faltas de respeto.

En este caso concreto, el consultor valora que “hay cierto consenso generalizado en que la estrategia de Pedro Sánchez es desmontar la imagen que tiene Núñez Feijóo como político moderado”.

Según el experto, “Feijóo entró ligeramente en el juego, pero, aunque no llegó a picar el anzuelo del todo, seguramente entró más al trapo de lo que debía”. De hecho, aunque asegura que la estrategia del debate fue propuesta por Sánchez, también advierte de que todavía es pronto para conocer la repercusión que esto tendrá en el voto del electorado: “Tenemos que ver con el tiempo si finalmente le sale bien la estrategia (a Sánchez)”

En cuanto a las risas y gestos del jefe del Ejecutivo mientras Feijóo pronunciaba parte de su discurso, que no pasaron desapercibidos para nadie, González asegura que la intención del presidente era clara: hacer fallar al adversario con el fin de que pierda el hilo del discurso o incluso que entre en el terreno de las vejaciones, algo que la opinión pública recibiría de manera negativa.

En definitiva, Sánchez y Feijóo “son el hambre y las ganas de comer”, porque parece una realidad que no tienen ningún tipo de relación, ni en público ni en privado (como sí ocurre con otros adversarios políticos), culminaba el experto su intervención.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...