El Constitucional de Polonia se posiciona contra la Justicia europea y sitúa al país al borde de la ruptura legal con la UE

·4 min de lectura
Ursula von der Leyen recibe al primer ministro polaco Mateusz Morawiecki en Bruselas (Photo: PASCAL ROSSIGNOL via Getty Images)
Ursula von der Leyen recibe al primer ministro polaco Mateusz Morawiecki en Bruselas (Photo: PASCAL ROSSIGNOL via Getty Images)

El Tribunal Constitucional (TC) de Polonia deja al país al borde de la ruptura legal con la Unión Europea y defiende que aspectos de la Justicia europea son incompatibles con la Constitución polaca.

Este jueves, el TC del país del este de Europa ha dictaminado que varias partes del Tratado de Adhesión del país a la UE son incompatibles con su derecho nacional. En este caso, ve preeminente la Carta Magna propia sobre el derecho comunitario en caso de contencioso y avala la oposición de Varsovia a aplicar leyes y disposiciones de las instituciones de los 27.

Según el Constitucional, que ha votado por mayoría de tres sobre cinco, “la UE no tiene competencia para evaluar a la Justicia polaca y su funcionamiento”, con lo que se rechazan también las exigencias de desmantelar la reforma judicial que el Gobierno polaco emprendió en 2015.

“Los poderes de los órganos de autoridad estatal de la República de Polonia no pueden ser ejercidos por autoridades en las que Polonia no los ha delegado”, han considerado los magistrados, y en caso de aplicar las disposiciones dictadas por otros órganos “Polonia perdería su soberanía legal”, han matizado en el comunicado, que recoge el portal de noticias Interia.

La Comisión Europea ha reaccionado pocas horas después con un comunicado en el que dejan claro que la legislación de la UE tiene primacía sobre la legislación nacional, incluyendo las disposiciones constitucionales. “Todas las sentencias del Tribunal de Justicia de la UE son vinculantes para las autoridades de todos los Estados miembros, incluidos los tribunales nacionales”.

“Analizaremos el fallo del Tribunal Constitucional polaco en detalle y decidiremos los próximos pasos. La Comisión no dudará en hacer uso de las competencias que le confieren los Tratados para salvaguardar la aplicación uniforme y la integridad del Derecho de la Unión”, añade la nota de la Comisión.

La legislación de la UE tiene primacía sobre la legislación nacionalComisión Europea

Tampoco se ha callado el presidente del Parlamento europeo, David Sassoli. En una primera reacción en su Twitter, ha asegurado que “la sentencia de hoy en Polonia no puede quedar sin consecuencias”. Sassoli ha advertido también de que la primacía del Derecho europeo “debe ser indiscutible” y no cumplirlo supone “desafiar” uno de los principios fundamentales de la UE, por lo que la Eurocámara “llama a la Comisión a tomar las medidas necesarias”.

La opinión del Gobierno polaco

El fallo está motivado por una pregunta elevada por el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, sobre la prevalencia de la Constitución polaca sobre el cuerpo legal común europeo. En julio, el órgano ya evidenció su postura favorable a dar prioridad al derecho nacional, aunque la postura definitiva se ha retrasado en diversas ocasiones.

“La primacía del derecho constitucional sobre otras fuentes del derecho se deriva literalmente de la Constitución de Polonia. Hoy (una vez más) esto ha sido claramente confirmado por el Constitucional”, ha reconocido el portavoz del Gobierno, Piotr Müller.

Los poderes de los órganos de autoridad estatal de la República de Polonia no pueden ser ejercidos por autoridades en las que Polonia no los ha delegadoLos magistrados del Constitucional polaco

“Cabe destacar que Polonia (según los principios establecidos en la Constitución de la República) respeta las normas aplicables del Derecho de la UE en la medida en que se hayan establecido en ámbitos previstos explícita y expresamente en los tratados de la UE. Una división clara y transparente de estas competencias es la base de la soberanía de los Estados miembros y del buen funcionamiento de la UE”, añade en un hilo de Twitter.

La UE vigila con lupa

El Tribunal de la UE ya puso a mediados de julio en tela de juicio alguna de las reformas impulsadas por el Gobierno que comanda el Partido Ley y Justicia (PiS), en particular el régimen disciplinario instaurado sobre los jueces.

Las tensiones entre Varsovia y Bruselas han ido acrecentándose en los últimos meses, con el PiS llegando incluso a proponer la posibilidad de tomar medidas “drásticas” ante la escalada del pulso político, planteando la continuidad del país dentro de la UE, que todavía no ha autorizado el desembolso de los 23.900 millones de euros contemplados en el plan de recuperación tras la pandemia.

Ahora, la postura mayoritaria del Alto Tribunal polaco deja en el aire los varios frentes abiertos con Bruselas y abre la puerta a que Varsovia no cumpla con las sentencias de la Justicia europea.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente