Consiguen que un paralítico vuelva a andar tras implantarle un electrodo en la columna

Un grupo de médicos e investigadores de la Clínica Mayo (Estados Unidos) han conseguido que un paciente paralítico vuelva a caminar tras implantarle un electrodo en la espina dorsal.

El gigantesco avance se debe a un complejo sistema implantado en la médula ósea del hombre, de 26 años de edad y que llevaba tres años sin poder andar, y también gracias a un intenso programa de rehabilitación de 22 semanas. El paciente padecía una lesión en la sexta vértebra que le impedía podía moverse o sentir nada por debajo de la cintura. 

El paciente no sentía nada en las piernas (Wikimedia Commons)

El hombre se ha tenido que enfrentar a un entrenamiento físico que le permitió reforzar los músculos y aprender a usar un nuevo sistema de ‘comunicarse’ con sus piernas: el electrodo está conectado a un dispositivo por debajo de la piel en la parte del abdomen y su función es enviar corriente eléctrica a la médula espinal, permitiendo crear movimiento.

Durante la terapia física, los médicos pudieron realizar infinidad de mediciones y ajustes para que el sistema pudiera ser lo más efectivo posible y tradujera con precisión las órdenes que enviaba el cerebro del joven. En tan solo dos semanas fue capaz de controlar sus músculos estando acostado de lado y así mover las piernas. 

De momento, el joven puede caminar apoyando los dos brazos en sendas barras, pero una vez recupere la masa muscular podrá hacerlo apoyado en muletas.

“Estamos muy emocionados porque nuestros resultados superaron a las expectativas. De momento, son los resultados iniciales, pero el objetivo es que el paciente siga progresando“, explica Kendall Lee, jefe de la investigación publicada en la revista Mayo Clinic Proceedings.

 

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines