Consejos y trucos para proteger a los animales del calor

·4 min de lectura
(Photo: JOHNER IMAGES VIA GETTY IMAGES)
(Photo: JOHNER IMAGES VIA GETTY IMAGES)

(Photo: JOHNER IMAGES VIA GETTY IMAGES)

Suceden todos los años, y esta vez ni siquiera han esperado a que empiece el verano. Una ola de calor está afectando a todo el país esta semana, superando los 40°C en varias provincias.

Es importante que te protejas contra estos picos de temperatura, pero no te olvides de que tus mascotas también tienen calor.

A diferencia de los humanos, los perros, por ejemplo, no sudan. Esto hace que les resulte más difícil bajar su temperatura corporal. “El perro es un animal que se termorregula muy mal: le cuesta mucho evacuar el calor”, explica Dominique Grandjean, veterinario jefe del Cuerpo de Bomberos de París.

“Las altas temperaturas pueden provocarle golpes de calor, daños permanentes o incluso resultar mortales”, recuerda también la asociación PETA (Personas por el Trato Ético de los Animales). Por eso es imprescindible tomar las precauciones necesarias para que todos pasen un buen verano.

Evita los paseos y los esfuerzos grandes en las horas más calurosas del día

Nada de correr al sol a las 2 de la tarde. Los veterinarios de la Fundación 30 Millones de Amigos aconsejan evitar los paseos y los esfuerzos físicos, y sí salir a las horas más frescas, como a primera hora de la mañana o por la noche, para no debilitar a tu mascota.

También es importante pasear a los animales siempre a la sombra y evitar el asfalto. “El alquitrán puede estar entre 55 y 80 grados al sol, lo que puede provocar quemaduras graves en las patas de un animal e incluso dañar permanentemente sus almohadillas”, explica PETA.

No dejes jamás a tu mascota sola dentro del coche cuando aparques

Todos los veranos se dan casos de animales que fallecen por calor en coches de dueños irresponsables. Un perro encerrado en un coche aparcado al sol puede morir rápidamente de insolación. “Un perro puede sufrir secuelas permanentes tras solo 12 minutos de calor excesivo y puede morir en menos de una hora”, explica el profesor Dominique Grandjean. Ponte en contacto inmediatamente con la Policía si se ves a un animal encerrado en un coche.

El jadeo rápido, los ojos rojos, los vómitos, los temblores o la somnolencia son signos de insolación. Si se llegara a dar el caso, se recomienda envolver a la mascota en una toalla húmeda para bajar su temperatura corporal y llevarla a una clínica de urgencias veterinarias lo antes posible.

Dale tanta agua y sombra como necesite

Lo ideal es que tu mascota tenga acceso permanente a un lugar fresco y ventilado de la casa. Para mantenerlo fresco, “un truco es colocar una toalla húmeda en un tendedero: tu mascota se acercará de forma intuitiva a este microclima húmedo”, aconseja un veterinario de la Fundación 30 Millones de Amigos.

También es buena idea mojar a tu pequeño amigo. Puedes hacerlo acariciando a tu gato o tu perro con la mano húmeda si no le gusta mucho mojarse. Si disfruta chapoteando, puedes sacar la manguera para salpicarle.

Tanto si se trata de una fuente como de un simple cuenco lleno de agua, los animales también necesitan mantenerse hidratados cuando hace calor. Deja siempre agua a su disposición y anímale a beber. El veterinario Cyril Berg recomienda “aromatizar el agua del cuenco con el agua de una lata de atún”. También es recomendable darle alimentos húmedos o humedecer el pienso.

Ayuda también a los animales salvajes

Los animales salvajes son especialmente vulnerables a la escasez de agua durante estos periodos, ya que las altas temperaturas secan las reservas naturales de agua. Puedes preparar pequeños abrevaderos para ellos.

Entre los más vulnerables están las aves y los insectos. Los meses de mayo y junio coinciden con el nacimiento y la cría de los polluelos. Además de beber, estos animales también necesitan agua para lavar sus plumas.

En un comunicado de prensa, la Liga para la Protección de las Aves (LPO) invita a todos a “instalar un recipiente poco profundo (3-4 cm) lleno de agua a la sombra. Esto permitirá a los pájaros saciar su sed, pero también a los erizos, ardillas y abejas, según dónde vivas.

Recuerda cambiar el agua cada cierto tiempo y limpiar los recipientes “para evitar la propagación de enfermedades”. Ten cuidado de no llenarlos en exceso para evitar que los animales pequeños se ahoguen.

Una ayuda para nuestras amigas las abejas

En cuanto a las abejas, que en este periodo de calor bajan su ritmo de producción de miel, hay varios trucos sencillos para ayudarlas a mantenerse hidratadas sin ponerlas en peligro.

“Para evitar que se ahoguen, hay que poner pequeños soportes dentro del recipiente y poca agua. Por ejemplo, una piedra plana funciona muy bien”, explica el veterinario Marc Veilly. Llenar un recipiente con agua y canicas también sirve. Una colmena consume grandes cantidades de agua, e incluso tienen portadoras para satisfacer las necesidades de toda la colonia, así que estos pequeños gestos pueden tener un impacto real.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Francia y ha sido traducido del francés por Daniel Templeman Sauco.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente