Consejos para darte el lujo de comer en restaurantes de moda sin arruinarte

Por Angélica Segovia

Una comida preparada por un chef, con un servicio atento y completo es definitivamente una experiencia placentera que te ayuda a exaltar cualquier momento especial y que seguramente has dejado de disfrutar en algunas ocasiones por temor a descontrolar tus finanzas.

De acuerdo con Cheapism, una comida en un restaurante sencillo puede costar por lo menos dos veces más que si se cocinara en casa, mientras que en un restaurante de lujo, según The Wall Street Journal, existe un incremento de cuatro veces el costo casero.

Pareja cenando en un restaurante de lujo. Foto de Getty Images

A pesar de estas comparaciones, en Estados Unidos ha aumentado el consumo en restaurantes, según la publicación Money. Las razones son diversas. Comer afuera es una forma de socializar, un descanso en la acelerada vida moderna y una relajada manera de romper el tedio en la rutina de cocinar a diario. Para lograr estos beneficios solo necesitas una estrategia.

Si sigues estos consejos te será posible cenar de vez en cuando en un restaurante costoso, sin afectar tus finanzas:

Planifica, busca descuentos Planifica, busca descuentos

Aprovecha aplicaciones o sitios web como Groupon, Restaurant.com, OpenTable y sitios de cupones como Sherpa y Valpak que ofrecen ofertas o descuentos que puedes bajar y usar en restaurantes, incluso en los más elegantes.

Aprovecha al máximo tu cumpleaños 

Si ya sabes dónde quieres comer en tu cumpleaños, muchos restaurantes tienen clubes de cumpleaños y si te registras en línea unos días antes de la celebración te enviarán un cupón para una comida gratis o descuentos. En muchas ocasiones ofrecen un postre de la casa gratis.

Mejor ir los lunes o martes

El inicio de semana es muy lento para los restaurantes, por eso es común encontrarse con ofertas especiales para atraer a los clientes.

Mientras más temprano, más posibilidades

Happy Hour es una buena oportunidad para comer por menos. Por lo general, los restaurantes ofrecen porciones más pequeñas para que coincidan con sus ofertas de bebidas a la mitad de precio y muchas veces son cortesía de la casa.

Evita ir en días festivos

Aunque cada vez más restaurantes ofrecen menús con precio fijo para días de fiesta, la verdad es que no te dan mucha libertad ni de selección, ni de ahorro. Además, si la entrada o el postre no son de tu agrado, terminas pagándolos igual. En un restaurante de lujo, la entrada te puede costar alrededor de $15 a $18 y el precio de un postre rara vez baja de $8. Para evitar quedarte atrapado con un precio único en el Día de San Valentín, sal y celebra un día antes.

MEX02. LOS CABOS (MÉXICO), 29/08/2017.- Vista general de un atardecer del 27 de agosto de 2017, desde el Restaurante Sunset Mona Lisa, en Los Cabos, en el estado de Baja California (México). EFE/Rosa López

¿Tienes una cita? Almuerza en vez de ir a cenar

Aunque no hay como el romántico ambiente de la noche, no descartes la opción de almorzar en un restaurante de lujo que no solo te saldrá más económico, sino que además muchas veces te ofrece extras como ensaladas a mitad de precio. Para la noche, puedes escoger una opción más informal con Happy Hour.

Evita las bebidas alcohólicas y las aguas con gas

Los tragos llevarán tu cuenta a niveles astronómicos, sobre todo en restaurantes elegantes. Las botellas de agua con gas tampoco ayudarán a tu economía. Productos como San Pellegrino o Seltzer pueden agregar hasta $4 a tu factura.

Lleva tu propia bebida (BYOB)

Si la cena amerita un brindis, no tienes que pagar el costo de una botella en un restaurante lujoso que generalmente es cuatro veces el precio regular de la bebida. Muchos restaurantes permiten que lleves tu botella y te cobran un cargo de $10 a $25 por destaparla. El servicio se llama BYOB (Bring your own beverage). Asegúrate de llamar antes al restaurante y preguntar si tienen este servicio y cuánto es el cargo. No sólo ahorrarás, también te asegurarás de brindar con lo que realmente deseas para esa ocasión especial.

Evita los aperitivos

Trata de comer una merienda antes de ir al restaurante lujoso, así no caerás en la tentación de pedir aperitivos. Además, muchos restaurantes lujosos ofrecen diferentes tipos de panes y mantequilla o salsas que te ayudarán con el apetito y te dejarán ahorrar unos $8 por persona.

Ahorra en el postre

Los postres no son nada económicos en este tipo de restaurantes y muchas veces tampoco son mejores a los que puedes conseguir en una buena pastelería. La estrategia, en lo que al dulce se refiere, es comprar con antelación tus favoritos y los de tu(s) invitados y disfrutarlos de regreso a casa.

Compartir siempre es mejor

Los platos de entradas, junto al plato principal, son los que hacen destacar la experiencia de un restaurante lujoso. Comparte uno de ellos y verás un ahorro sustancia en tu cuenta. Además, en muchos de los restaurantes las porciones pueden ser muy generosas. Comparte un plato principal, pide una ensalada adicional y todavía podrás llevar comida a casa.

Compra tarjetas de regalo usadas

Existen sitios en la web que se dedican a vender tarjetas de regalo que el propietario no desea y los descuentos van de 10 a 20 por ciento en restaurantes. Las más conocidas son Cardpool y Raise.

Ahorra cenando

Son varias las tarjetas de crédito de bancos internacionales que ofrecen programas de devolución de efectivo, específicamente diseñados para salir a cenar.

Con estos 13 consejos para ahorrar cuando comas en restaurantes caros podrás disfrutar una noche divertida, relajante y económica. Aprovecha de aprender algún detalle que puedas aplicar al cocinar en tu hogar y trata de probar algo que no prepararías en casa.

También te puede interesar:

Cómo lograr los billetes de avión más baratos: 7 consejos para ahorrar

18 consejos para ahorrar cientos de dólares en electricidad al año

Compra o rentar auto: descubre cuál es tu mejor opción

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines