Conoce LHS 1140b, el mejor candidato a exoplaneta habitable

Recreación artística de LHS 1140b | imagen ESO

Vivimos tiempos apasionantes en el campo de la astronomía planetaria. Solamente en los últimos meses hemos descubierto mundos con muchas posibilidades de habitabilidad como el sistema TRAPPIST o la cercana Próxima b. Sin embargo, este aluvión de noticias astronómicas hace que, de vez en cuando, se nos pasen por alto otros hallazgos tan importantes como el de esta noticia.

Su nombre científico es LHS 1140b y, aunque ha pasado desapercibido en los medios, muchos lo consideran el mejor candidato que tenemos hoy a exoplaneta habitable. A tan solo 39 años luz de distancia, en la constelación de Cetus, encontramos una pequeña estrella del tipo enana roja que cuenta con un planeta con características muy favorables.

Hace unos días la Revista Nature publicaba el descubrimiento del planeta en un artículo cuyo título resume muy bien algunas de sus características: Una supertierra rocosa y templada orbitando una estrella cercana y fría.

Localización de LHS1140b en la constelación de Cetus

Para empezar debemos saber que este planeta se ha confirmado de dos maneras diferentes: el método del tránsito (es decir, la diferencia de luz procedente de la estrella cuando el planeta pasa frente a ella) y el método de la velocidad radial (la variación de velocidad en la estrella provocada por la fuerza gravitatoria de un planeta próximo). Esta múltiple detección nos dan una mayor seguridad respecto a su existencia y nos proporcionan muchos más detalles de su composición y cualidades.

Por ejemplo sabemos que el planeta es grande y denso. Su masa se sitúa entre 6,85 y 1,82 veces la masa de la Tierra, mientras que su radio es similar al de nuestro planeta (entre 1,4 y 0,10). Esto significa que estamos ante un planeta rocoso (no gaseoso) y que su gran densidad puede deberse a que está compuesto de materiales pesados como el hierro o el niquel.

Esta alta densidad hace que los expertos consideren muy probable que el planeta tenga un núcleo considerable y abre la puerta un campo magnético (e incluso una atmósfera) que lo protegería de los rayos solares.

Y este es otro dato a tener en cuenta: LHS1140b se encuentra muy cerca de su estrella, aproximadamente a una décima parte de una unidad astronómica, sin embargo la posibilidad de condiciones habitables sigue siendo alta puesto que su estrella es una enana roja con un 15% de la masa de nuestro Sol.

Así pues estamos ante un gran planeta, más grande que la Tierra, denso y rocoso (lo que le permitiría tener un campo magnético protector) orbitando cerca de una estrella pequeña y no muy caliente… toda una delicia para los investigadores en el campo de la búsqueda de las condiciones más adecuadas para la vida.

Referencias y más información:

Jason A. Dittmann, Jonathan M. Irwin, et al. “A temperate rocky super-Earth transiting a nearby cool star” Nature 544, 333–336 (2017) doi:10.1038/nature22055

Sergio Prostak “LHS 1140b: Potentially Habitable Super-Earth Found Orbiting Nearby Red Dwarf” Sci-News

Daniel Marín “LHS 1140b, una supertierra potencialmente habitable alrededor de una enana roja cercana” Eureka, Naukas

Andrew Masterson “Exoplanet LHS 1140b may be most habitable yet found” Cosmos Mag

 

 

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines