El Congreso se pone en marcha con la prioridad de hacer pronto la investidura

1 / 2
La presidenta del Congreso Meritxell Batet (c) presiden junto con el vicepresidente primero, el socialista Alfonso Rodríguez Gómez de Celis (c-i) y la vicepresidenta segunda, Ana Pastor (c-d) la primera reunión de la Mesa del Congreso. EFE/ Fernando Alvarado

Madrid, 4 dic (EFE).- El Congreso de los Diputados ha puesto en marcha la maquinaria de la legislatura con la fijación de un plazo para que los partidos con presencia en la Cámara formen grupo parlamentario propio, pero con la prioridad puesta en la convocatoria de la investidura y en la consecución de un nuevo Gobierno.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, reelegida ayer martes, lo ha dejado claro temprano, en una entrevista en la Cadena Ser.

La tarea más urgente que tiene por delante la recién constituida Cámara Baja es determinar una fecha para la investidura de un candidato a la Presidencia del Gobierno. Para Batet, además, esa investidura debe celebrarse con los votos "asegurados" de antemano.

Ahora bien, a pesar de la perentoriedad, Batet ha reconocido que fijar la investidura antes de navidad es "ajustado" en estos momentos por cómo discurren las negociaciones para facilitar que Pedro Sánchez repita como presidente.

Batet ha acudido este miércoles a entrevistarse con el rey, como es preceptivo después de que se inaugure una nueva legislatura; ayer arrancó la XIV.

Le ha entregado la lista de partidos políticos con presencia en la Cámara. Es la más larga de la democracia.

PSOE, PP, Vox, Podemos, Ciudadanos, Galicia En Común, En Comú Podem, IU, PNV, JxCat, UPN, Coalición Canaria, Nueva Canarias, Teruel Existe, BNG, PRC, Foro Asturias, Más País-Equo y Compromís serán las agrupaciones políticas cuyos líderes acudirán a ver al rey en la obligada ronda de consultas previa a la investidura.

En total, 19 formaciones sin contar a ERC, EH Bildu y la CUP, que no participarán.

No hay fecha aún para esa ronda tras la cual Felipe VI propondrá a un líder político que vaya a la sesión de investidura, pero Batet ha dado una pista tras su visita a La Zarzuela.

Además de querer cuanto antes que haya estabilidad institucional, el rey, en palabras de la presidenta de la Cámara Baja, organizará "rápidamente" su agenda para incluir las consultas.

Tras ello, ha insistido en que fijar la sesión de investidura, tarea que le compete, si "no imposible", sí está "ciertamente complicado". Las miradas se desplazan a después del día de reyes, el 6 de enero.

Batet ha comparecido ante los medios después de presidir la primera reunión de la Mesa, con un diputado de Vox entre los nueve integrantes, en concreto Ignacio Gil Lázaro, exparlamentario del PP.

Durante la reunión, esta formación y el PP han revivido la controversia de los acatamientos y han votado en contra de la lista de diputados que juraron o prometieron el cargo y perfeccionaron su condición. A los dos partidos les resultan "inconstitucionales" las fórmulas que emplearon los independentistas catalanes y vascos.

Pero la clara mayoría de la Mesa, seis puestos entre PSOE y Unidas Podemos, han avalado la lista, y de paso, han rechazado un escrito de Vox en el que se exigía la reconsideración.

A pesar de la controversia, la Mesa ha puesto a funcionar la maquinaria de comienzos de la legislatura.

Ha dado un plazo de cinco días -hasta el 11- para que las más de 20 formaciones políticas con escaño se constituyan en grupos parlamentarios o se vayan al Mixto. Hay partidos que ya han registrado el escrito solicitándolo, entre ellos Bildu, que contará con él porque cumple los requisitos del reglamento.

Pero entre las agrupaciones minoritarias hay una división considerable porque no quieren congregarse todas en el Grupo Mixto. Sería casi inoperativo al congregar a una decena de siglas.

Diferentes fuentes de estos partidos consultadas por Efe han destacado que la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, está promoviendo la creación de un grupo que aglutinaría a su partido y a UPN, Teruel Existe y PRC.

Esta pretensión choca contra una de las condiciones que esgrime el reglamento de la Cámara. CC no alcanza el 15 por ciento de los votos en Las Palmas.

Las fuentes consultadas reconocen este problema, pero apelan a la voluntad política de la Mesa, que es soberana para decidir si, pese a ello, pueden formar grupo estas formaciones.

Hay antecedentes de casos similares: en 2011, UPyD pudo formar grupo propio con menos de un 5 por ciento de los votos nacionales, otro requisito del reglamento.

Pero también hay antecedentes en sentido contrario: ese mismo año, a Amaiur se le negó grupo porque su diputado por Navarra no llegó al 15 por ciento de las papeletas.

Es, en consecuencia, una decisión que depende la voluntad "política" de la Mesa, dicen las fuentes.

La presentación del escrito de solicitud de dicho grupo aún no está tomada, sentencian.

Además, la Mesa de la nueva legislatura ha optado por empezar dando un mensaje en favor de la conciliación: va a estudiar cerrar el registro de iniciativas a las 18.00 horas, dos horas antes que actualmente.