El Congreso peruano dice que se defenderá si Castillo trata de disolverlo

Lima, 25 nov (EFE).- El presidente del Congreso peruano, José Williams, advirtió este viernes que usará herramientas constitucionales para defenderse en caso de que el mandatario Pedro Castillo trate de hacer una "disolución inconstitucional" del Parlamento.

"El presidente no puede atribuirse una interpretación contraria a lo que señala la Constitución y el reglamento del Congreso. Hacerlo conllevaría una disolución inconstitucional del Congreso", dijo Williams en un breve vídeo publicado en sus redes sociales.

Su mensaje es una respuesta a otro publicado por Castillo minutos antes de la medianoche en el que anunció que renovará su gabinete luego de aceptar la renuncia del primer ministro, Aníbal Torres, ante el rechazo "de plano" del Parlamento al planteamiento de un voto de confianza que hizo el "premier" para que se derogue una ley que establece sobre referéndum.

"Luego de este rehusamiento expreso de la confianza, con la expresión de rechazo de plano, y, habiendo aceptado la renuncia del premier, a quien le agradezco su preocupación y su trabajo por el país, renovaré el gabinete", señaló en la noche del jueves el gobernante.

Williams, sin embargo, negó que se haya producido "la denegación fáctica de las cuestiones de confianza" y, por ello, anunció que usará las "herramientas constitucionales para la defensa institucional del Congreso de la República y el Estado de derecho".

Por eso destacó que el presidente "no puede atribuirse una interpretación contraria a lo que señala la Constitución o el Reglamento del Congreso".

Explicó que "el rechazo de plano de la cuestión de confianza" se realizó "en estricta aplicación" de la normativa.

La Constitución peruana establece que, si el Congreso rechaza una cuestión de confianza, el presidente debe recomponer su gabinete de ministros y, si esto se repite en una segunda ocasión, queda habilitado para disolver el Parlamento y convocar de inmediato a nuevas elecciones legislativas.

La mesa directiva del Congreso argumentó el jueves que el planteamiento realizado por Torres era "un claro intento de arrogarse la facultad exclusiva y excluyente del Congreso de aprobar o no la confianza y de interpretar el sentido" de este tipo de solicitudes.

El presidente del Parlamento señaló que, a pesar de que el pedido de confianza es "una facultad discrecional prevista para los ministros de Estado o para el presidente del Consejo de Ministros, debe cumplir con requisitos constitucionales y legales vigentes".

Con la renuncia de Torres, Castillo deberá nombrar a su quinto gabinete ministerial desde que asumió el poder en julio de 2021.

En estos quince meses de gestión, los enfrentamientos entre el Ejecutivo y el Legislativo han sido una constante, pero se recrudecieron en las últimas semanas, mientras avanza en el Parlamento una denuncia constitucional contra el mandatario por presunta corrupción.

(c) Agencia EFE