El Congreso de Perú rechaza "de plano" el pedido de voto de confianza del Gobierno

Lima, 24 nov (EFE).- La mesa directiva del Congreso de Perú rechazó este jueves "de plano" el planteamiento de una cuestión de confianza que hizo la semana pasada el presidente del Consejo de Ministros, Aníbal Torres, sobre un proyecto de ley que proponía una reforma constitucional para eliminar los límites a las convocatorias a referéndum en el país.

"La mesa directiva ha acordado por mayoría rechazar de plano la cuestión de confianza planteada por el señor presidente de Consejo de Ministros por tratarse de materias prohibidas para su planteamiento", anunció el presidente del Congreso, José Williams, al inicio del pleno de este jueves.

Williams sostuvo que también han "exhortado al Consejo de Ministros a respetar escrupulosamente los parámetros constitucionales y legales para la cuestión de confianza".

El primer ministro presentó el pasado 17 de noviembre ante el pleno del Congreso una cuestión de confianza para que se apruebe un proyecto del Ejecutivo que pide derogar una norma que limita los derechos de participación y control de la ciudadanía, mediante referéndum, en las reformas constitucionales.

La Constitución peruana establece que, si el Congreso rechaza una cuestión de confianza, el presidente debe recomponer su gabinete de ministros y, si esto se repite en una segunda ocasión, queda habilitado para disolver el Parlamento y convocar de inmediato a nuevas elecciones legislativas.

Torres agregó que la Constitución señala que la respuesta negativa a un voto de confianza se establece cuando el pedido es "rehusado" y no expresamente "rechazado", por lo que adelantó que si el Congreso declaraba inadmisible la sola posibilidad de recibir el proyecto, se tomaría como una negación a su solicitud.

"Eso lo entenderá el Ejecutivo como un rehusamiento de la cuestión de confianza que estamos planteando, subrayo, no hay ninguna intención de propiciar el cierre del Congreso", anotó.

LOS MOTIVOS DEL CONGRESO

Tras anunciar la decisión de este jueves, Williams informó al pleno los motivos de la decisión de la mesa directiva y sostuvo que a pesar de que la cuestión de confianza es "una facultad discrecional prevista para los ministros de Estado o para el presidente del Consejo de Ministros, debe cumplir con requisitos constitucionales y legales vigentes".

Añadió, al respecto, que el planteamiento realizado por Torres "es un claro intento de arrogarse la facultad exclusiva y excluyente del Congreso de aprobar o no la confianza y de interpretar el sentido" de este tipo de solicitudes.

"En ese sentido resulta evidente que lo planteado por el ministro Torres excede el marco constitucional y legal", acotó antes de decir que también "representa una grave alteración al estado constitucional de derecho y a la separación de poderes".

La presentación que hizo la semana pasada el gabinete de ministros ante el pleno se produjo después de que el Congreso archivara, una semana antes, otro proyecto de ley del Ejecutivo para que se deroguen las restricciones para plantear una cuestión de confianza.

Tras quejarse porque el Congreso no debatía este proyecto, Torres solicitó en dos ocasiones a Williams que lo cite a la siguiente sesión plenaria para presentar una cuestión de confianza sobre el tema, pero la mesa directiva le respondió que no correspondía esa solicitud sobre temas vinculados con reformas constitucionales.

Después de tomar esa decisión, la Comisión de Constitución debatió y archivó el primer proyecto de ley planteado por el Ejecutivo.

(c) Agencia EFE