El Congreso debate hoy si empieza a tramitar la ley de la eutanasia

Change.org entrega en el Congreso más de un millón de firmas para solicitar que se despenalice la eutanasia en España. EFE/Emilio Naranjo/Archivo

Madrid, 11 feb (EFE).- El Pleno del Congreso podría abrir esta tarde la puerta a la despenalización y regulación de la eutanasia si como todo parece indicar acuerda admitir a trámite la proposición de ley del PSOE, que reconoce esta práctica como un nuevo derecho individual.

La exministra de Sanidad María Luisa Carcedo, que será la encargada de defenderla en la Cámara baja, ya dijo ayer a Efe que confía en contar "con apoyos de sobra" para que la proposición empiece su tramitación parlamentaria, de hecho, otros grupos como Unidas Podemos y Ciudadanos han avanzado que darán un 'sí' al texto, al que el PP, según fuentes del partido, tiene previsto presentar una enmienda a la totalidad.

No es la primera vez que el PSOE intenta regular la eutanasia, de hecho, en 2018 el Pleno, con el rechazo único de los populares, ya acordó tomarla en consideración, así como en 2019, pero los adelantos electorales truncaron la tramitación parlamentaria posterior.

El texto socialista consta de cinco capítulos -más dos disposiciones adicionales, una transitoria, otra derogatoria y cuatro finales- en los que establece los requisitos que tienen que tener los solicitantes, el procedimiento a seguir para la realización de la prestación y las garantías para la misma.

Concreta que podrán solicitar la prestación de ayuda para morir: "Toda persona mayor de edad y en plena capacidad de obrar informada y que se encuentre en los supuestos de enfermedad grave e incurable o de enfermedad grave, crónica e invalidante causantes de un sufrimiento físico o psíquico intolerables".

Establece aquellos elementos que garantizan a todos los ciudadanos el acceso en condiciones de igualdad a la prestación, al incluirla en la Cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud, asegurando de esta manera la financiación pública, pero también su prestación en centros privados, incluso en el domicilio del solicitante.

La proposición de ley orgánica destaca que "se garantiza dicha prestación sin perjuicio de la posibilidad de objeción de conciencia del personal sanitario".

Se trata, según el texto, de introducir en el ordenamiento jurídico "un nuevo derecho individual" como la eutanasia, entendiendo ésta como la actuación que "produce la muerte de forma directa e intencionada mediante una relación causa-efecto única e inmediata, a petición informada, expresa y reiterada en el tiempo" por la persona que cumpla los requisitos recogidos en la ley.

"Es una ley muy garantista", dijo Carcedo.