Congreso chileno da importante paso para aprobación del matrimonio igualitario

El primer hito para la comunidad gay chilena se produjo en 2015 cuando el gobierno de Michelle Bachelet legalizó la unión civil para las parejas homosexuales, consagrando iguales obligaciones y derechos con el matrimonio entre un hombre y una mujer

El Senado chileno aprobó este miércoles legislar el proyecto de ley para el matrimonio igualitario, un primer e histórico paso en el debate en el Congreso de esta norma, que ha sido un anhelo de la comunidad LGBTI de Chile.

Con 22 votos a favor y 16 en contra, los senadores aprobaron "la idea de legislar" un proyecto de ley para el matrimonio entre personas del mismo sexo, que ahora será revisado en detalle en la Cámara Alta. Luego deberá pasar a la Cámara de Diputados donde se espera un intenso debate entre los legisladores opositores y la bancada de derecha ultraconservadora aliada al presidente Sebastián Piñera.

"Es un resultado histórico, hemos comenzado el término de una discriminación", dijo el senador Felipe Harboe, del opositor Partido Por la Democracia (PPD).

El matrimonio igualitario, uno de los grandes anhelos de la comunidad homosexual chilena, nunca había tenido la posibilidad de ser debatido en el Congreso tras el retorno de la democracia en 1990.

"Hoy dimos un gran nuevo paso para un país más digno. Así gusta Chile. Así da orgullo. Vamos por más. Igualdad para todas las familias y parejas", indicó el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), el mayor grupo de defensa de los derechos de la comunidad gay chilena.

El proyecto de Ley del matrimonio igualitario fue ingresado por el gobierno de la expresidenta Michelle Bachelet (2014-2018), dentro de un Plan Nacional de Derechos Humanos que presentó la mandataria en 2017.

Dicha norma se presentó tras el compromiso que adoptó el Estado chileno en el marco de una demanda que presentó el Movilh en 2016 ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Pero el actual presidente conservador, Sebastián Piñera, decidió en septiembre del año pasado modificar dicho plan y cambió el compromiso de "impulsar" el matrimonio igualitario por solo "monitorear el avance" en el Congreso.

El primer hito para la comunidad gay chilena se produjo en 2015 cuando el gobierno de Bachelet promulgó el Acuerdo de Unión Civil (AUC) que legaliza las uniones de parejas homosexuales, consagrando iguales obligaciones y derechos con el matrimonio entre un hombre y una mujer pero sin admitir la posibilidad de adopción.

Cerca de una treintena de países a nivel mundial cuentan con la figura del matrimonio igualitario, entre ellos Brasil, Argentina, Uruguay, Colombia y Ecuador. En estos países está prohibido que parejas homosexuales adopten niños.