El Congreso de Brasil aprueba la ley que guiará el presupuesto de 2022

·2 min de lectura

Sao Paulo, 15 jul (EFE).- El Congreso de Brasil aprobó este jueves la ley que guiará el presupuesto del país para 2022, con una previsión de un crecimiento del 2,5 % para la mayor economía de Suramérica, de acuerdo con los cálculos del Gobierno.

La llamada ley de directrices presupuestarias, que determina las metas y prioridades para los gastos públicos del año próximo, fue aprobada en una sesión conjunta de las cámaras de Diputados y del Senado, y permitirá al Gobierno del presidente Jair Bolsonaro elaborar el presupuesto definitivo para 2022, que deberá ser remitido al Parlamento hasta el 31 de agosto.

Entre otros puntos, el proyecto prevé una vasta ampliación de los recursos destinados a la financiación de las campañas electorales para 2022, cuando se celebrarán en el país elecciones presidenciales, lo que generó críticas entre diputados y senadores de la oposición.

Los recursos para el llamado fondo electoral casi triplicaron con respecto a 2020 y pasaron, así, desde los 2.000 millones de reales (unos 391 millones de dólares) hasta los 5.700 millones de reales (1.115 millones de dólares).

En el texto aprobado este jueves, el instructor del proyecto, el diputado Juscelino Filho, mantuvo además las estimaciones del Gobierno brasileño para la economía del país, pese a que consideró los "parámetros macroeconómicos conservadores" ante la "expectativa de calentamiento de la economía".

Para 2022, el equipo económico de Bolsonaro calcula un crecimiento del 2,5 % en el Producto Interior Bruto (PIB), una inflación del 3,5 % y una tasa básica de interés media situada en el 4,7 % anual.

Ya para el salario mínimo, el proyecto prevé un reajuste en línea con la tasa de inflación, por lo que deberá pasar desde los actuales 1.100 reales (215 dólares) a los 1.147 reales (224 dólares).

Sin embargo, el texto prevé un déficit de 170.474 millones de reales (unos 33.360 millones de dólares) en las cuentas públicas del Gobierno, lo que sería equivalente al 1,9 % del PIB.

Las directrices, que dependen ahora de la sanción o veto del presidente, subrayan que el Gobierno deberá priorizar el Programa Nacional de Inmunización, la agenda para la primera infancia, los programas de habitación popular y la ampliación de la infraestructura de la red de atención oncológica.

La ley de directrices presupuestarias fue aprobada en la mañana de este jueves por la Comisión Mixta de Presupuesto y, esta noche, fue ratificada por la plenaria del Congreso.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente