Confiesa el asesino de Mònica Borràs tras encontrar el cadáver enterrado en su jardín

Imagen de archivo de los Mossos. 

Este miércoles se detuvo a un hombre de 54 años por la desaparición de la que fuese su pareja, Mònica Borràs, en agosto de 2018. Se trata de Jaume Badiella, en cuyo domicilio los Mossos han hallado el cadáver de una mujer. Al ver el cuerpo, se derrumbó y explicó que era su expareja, según El País.

Borràs fue vista por última vez el 7 de agosto de 2018. Su pareja presentó una denuncia entonces, asegurando que habían tenido una pequeña discusión y que ella se había ido de casa. La investigación de 10 meses en el caso ha corroborado que las explicaciones del hombre eran mentira. 

Al detenerle este miércoles, los agente se dirigieron con él a su casa y rastrearon la vivienda. El cadáver estaba enterrado en el jardín, en una especie de cobertizo. 

El hombre ha confesado que se trata de la mujer, aunque aún falta que el forense analice el cadáver, que ha estado 10 meses oculto y enterrado. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Sigue leyendo en El HuffPost