La Confederación de Sociedades Científicas avisan de que la inflación merma los recursos para la ciencia

·2 min de lectura

Madrid, 19 sep (EFE).- La elevada tasa de inflación, que el pasado agosto se situó en el 10,5 %, está mermando los fondos de los que dispone la ciencia este año, cuyo presupuesto podría quedar incluso por debajo del de 2021, según el informe anual de la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE).

El informe de la COSCE, que analiza la financiación pública de la Ciencia en España, la aportación de los fondos europeos y la financiación nacional que la I+D+i recibe a través de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), advierte de que el sistema de ciencia español tiene "importantes grietas".

En primer lugar, denuncia que el 40 por ciento de los fondos previstos en los PGE de este año proceden de fondos europeos (5.418 millones de euros), una cifra que la elevada tasa de inflación española está poniendo en riesgo.

Aunque en los últimos años, los fondos europeos para la ciencia no han dejado de crecer, esos recursos -apunta- no están garantizados en el medio-largo plazo, ni pueden sustituir a los fondos nacionales o regionales "si queremos asegurar la continuidad" de la ciencia.

Y es que los fondos nacionales solo representan el 1,60 por ciento de los presupuestos de este año, una cifra muy por debajo de lo que destinan países de nuestro entorno como Alemania, y también inferior al objetivo del Ministerio de Ciencia de dedicar el 2 % de los PGE al sistema de I+D+i, lamenta la COSCE.

En segundo lugar, el informe advierte de que casi todos los fondos nacionales (el 95,8 por ciento) están concentrados en solo tres Ministerios (Ciencia, Asuntos Económicos e Industria), lo que choca con el objetivo europeo de transformar la realidad del país de un modo global y pone de manifiesto "la falta una apuesta por situar a la I+D+i en el centro de las políticas estatales".

"La ciencia en España sigue sin ser el centro de las políticas", resume el informe de las sociedades científicas.

Otro apartado del informe recuerda de la importancia que Europa concede al desarrollo regional, un apartado que financia a través de los fondos FEDER, en los que la investigación y la innovación se llevan una buena parte.

En ese sentido, la COSCE alerta del escaso número de proyectos de I+D+i financiados en regiones como La Rioja, Cantabria, Islas Baleares, Asturias y Navarra, con porcentajes en torno al 1% o menos de la financiación analizada, frente a Andalucía (23%), Cataluña, Valencia (12%) y Madrid (11%).

Por último, el informe reitera la escasa participación de la empresa española en la ciencia pese a la importancia de la colaboración público-privada para "afrontar los desafíos de la sociedad en la tercera década del siglo XXI".

(c) Agencia EFE