Condenan a activista y bloguera marroquí en medio de detenciones a defensores de DD. HH.

·4 min de lectura

La activista y bloguera Saida El Alami fue condenada a dos años de prisión y a una multa de cerca de 475 euros por varias publicaciones hechas en su cuenta de Facebook en contra de la Policía y la justicia marroquí. Su caso se da en el marco de aumento de investigaciones penales y procesamientos a defensores de derechos humanos por mensajes en redes sociales criticando al reinado de Mohamed VI, según alerta Amnistía Internacional.

Difamación e injuria a la Policía y a la justicia marroquí. Son los cargos por los que un Tribunal de Primera Instancia de Casablanca condenó a la activista y bloguera Saida El Alami a dos años de prisión y a una multa de 5.000 dirhams (cerca de 475 euros).

A la activista, que pertenece al foro Mujeres Marroquíes contra la Detención Política, se le acusaba por unos mensajes que publicó en su cuenta de Facebook en los que criticaba a los directores de la Policía y del servicio de espionaje interno de Marruecos después de que varios agentes interrogaran a sus vecinos cuando ella había salido de su casa. A raíz de esos cargos, El Alami fue arrestada hace más de un mes, el 23 de marzo.

“Es muy triste y muy lamentable. Hemos presentado alegatos con fundamentos jurídicos fuertes y constantes, pero es como echar agua en la arena", coementó a la Agencia EFE su abogada, Suad Brahma.

No era la primera vez que El Alami publicaba mensajes en contra de la autoridades marroquíes. Se había pronunciado frente a las condenas de varios periodistas por delitos sexuales que, según la activista, no tenían las pruebas suficientes.

También había criticado fuertemente rey Mohamed VI catalogándolo de “déspota”.

La condena de El Alami se enmarca dentro de una ola de procesamientos a defensores de derechos humanos en Marruecos. Muchos, como El Alami, habían usado sus redes sociales para criticar a las autoridades marroquíes y al propio rey.

El pedido de Amnistía Internacional para que cesen los procesamientos

El caso de El Alami no es aislado. Rabia Ablaq es el nombre de otro activista marroquí de la norteña región del Rif que fue condenado a cuatro años de prisión por otro Tribunal de Primera Instancia. Se le acusaba de injuriar al rey Mohamed VI en sus redes sociales.

Unos procesamientos e investigaciones que han sido condenados por Amnistía Internacional.

“En los últimos dos meses, las autoridades marroquíes han redoblado su acoso contra activistas y defensores y defensoras de los derechos humanos”, rezaba un comunicado publicado el 7 de abril.

La organización denunciaba el caso de El Alami y también el de tres defensores de DD. HH. que estaban siendo procesados e investigados.

Se trata de los procesos del bloguero Mohamed Bouzlouf, quien precisamente se había solidarizado con la activista, que fue condenado a dos meses de prisión; y del de Abderrazak Boughanbour y Brahim Nafai, que también que habían sido citados a un interrogatorio por unas publicaciones en Facebook.

En ellas, Boughanbou, expresidente de la Liga Marroquí para la Defensa de los Derechos Humanos (LMDDH), pedía coordinar unas protestas en el país, y Nafai, profesor de filosofía y secretario nacional de la sección joven del partido político 'Annahj Addimocraty' ('La vía democrática'), un boicot a la compra de combustible durante tres días.

Por lo cual, la directora regional adjunta de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África aseguró que “las autoridades marroquíes están acosando e intimidando a activistas mediante investigaciones penales sin fundamento y cargos falsos en un descarado intento de silenciar las voces críticas y reprimir el activismo pacífico”.

Una persecución en redes sociales

Tal como da a conocer el diario 'El País', las autoridades marroquíes han puesto las redes sociales en el centro de su atención, al ser uno de los espacios que quedan para que los ciudadanos expresen su descontento frente el reinado de Mohamed VI.

Según el medio, al menos 15 personas fueron procesadas en Marruecos durante el 2019 por sus comentarios a través de estas plataformas de comunicación de masas.

Unas detenciones que se explicarían por el reemplazo del Código de Prensa por el uso del Código Penal para castigar a los periodistas e incluso activistas que se expresan en el ámbito digital.

'El País' cita el caso del medio independiente 'Ajbar al Yaum' que cerró después de que el director del diario, Taoufik Bouachrine, y su jefe de redacción, Suleimán Raissouni, fueran encontrados culpables de delitos sexuales.

Con EFE y medios locales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente