Dos de los condenados por el asesinato del activista Malcolm X podrían ser absueltos

·4 min de lectura

La Fiscalía de Manhattan aseguró que el jueves Muhammad Abdul Aziz y Khalil Islam, dos de los tres condenados por el asesinato del activista por los derechos civiles Malcolm X, podrían ser exonerados de sus condenas al ser consideradas como "erróneas". El anuncio llega después de una investigación de dos años que concluyó que las autoridades estadounidenses retuvieron pruebas claves que influyeron en los juicios de los dos hombres.

"Esto apunta a la verdad de que la aplicación de la ley a lo largo de la historia a menudo no ha estado a la altura de sus responsabilidades", afirmó el fiscal de distrito de Manhattan, Cyrus Vance Jr., sobre el caso de dos de los condenados por el asesinato del activista Malcolm X.

"Estos hombres no recibieron la justicia que merecían", concluyó el fiscal ante el medio 'The New York Times'.

El jueves, Vance se presentará ante la Corte Suprema de Nueva York, en donde buscará que las condenas, que considera "erróneas" y que fueron pronunciadas en 1966 contra Muhammad Abdul Aziz y Khalil Islam, sean exoneradas.

El anuncio vino tras dos años de una investigación conjunta, entre el fiscal, los abogados de los dos hombres y Proyecto Inocencia, por la que se encontraron irregularidades en el proceso: las autoridades habrían retenido pruebas favorables a la defensa en el juicio por el cual fueron declarados culpables y condenados a cadena perpetua.

Los dos hombres hacían parte del grupo Nación del Islam del que Malcolm X se había apartado poco tiempo antes de su asesinato. En esa época, las autoridades consideraron que los miembros del colectivo, conocidos en ese entonces como 'Norman 3X Butler' y 'Thomas 15X Johnson', participaron en el asesinato de Malcolm X el 21 de febrero de 1965 cuando el activista se preparaba para dar un discurso.

Aziz fue liberado en 1985. Mientras que Islam salió de prisión dos años después y murió en 2009.

Durante todo el proceso, los dos dijeron ser inocentes e incluso un tercer implicado, Mujahid Abdul Halim, señaló que los hombres no habían participado de la operación.

Al conocer la noticia, Aziz afirmó en un comunicado que no necesitaba de "un tribunal, fiscales o un papel para decirme que soy inocente". Igualmente, dijo sentirse contento porque su familia, amigos y abogados puedan conocer "la verdad que todos tenemos".

Las nuevas pesquisas sobre el caso del asesinato de Malcolm X

Varios fueron los elementos que se sumaron a la investigación que apunta a que ni Muhammad Abdul Aziz ni Khalil Islam hicieron parte del asesinato de Malcolm X.

Según 'The New York Times', la nueva investigación mostró que el FBI poseía documentos que apuntaban a otros sospechosos. Además, encontraron un nuevo testigo que aseguró haber hablado con Aziz el día del asesinato, quien hasta el momento no había sido consultado.

Las pesquisas también apuntan a la responsabilidad del los fiscales de dicha época que sabían que en el evento se encontraban policías encubiertos.

Al mismo tiempo, la investigación fue impulsada porque en febrero la familia de Malcolm X mostró que había recibido una confesión póstuma de un policía que daba cuenta de la responsabilidad del FBI y la misma Policía en el asesinato.

Según la confesión, las dos instituciones conspiraron para "socavar" el movimiento por los derechos civiles y que él mismo agente estuvo infiltrado entre los líderes incitándolos a cometer crímenes.

Igualmente, la oficina del fiscal del distrito de Manhattan ya había reconocido el año pasado que estaba considerando reabrir el caso después de darse a conocer el documental de Netflix '¿Quién mató a Malcom X?', que mostraba la posibilidad de que los dos hombres no tuvieran que ver con el asesinato.

¿Cuál era el vínculo de Malcolm X y la Nación del Islam?

Cuando Malcolm X saltó a la fama como defensor de los derechos civiles, pertenecía al grupo de la Nación del Islam, un colectivo musulmán afroamericano que defendía el separatismo negro.

Sin embargo, el líder afroamericano salió del grupo de manera oficial en 1964, al comenzar a moderar algunas de sus ideas políticas.

Dicha separación se dio un año antes de su asesinato, después de un viaje que Malcolm X hizo a La Meca, la ciudad sagrada del islam. De vuelta a su país comenzó a profesar sobre el potencial de la unidad racial.

Unas nuevas ideas por las que algunos de los miembros del grupo lo vieron como un traidor y, según se dio a conocer en esos años, por lo que recibió amenazas de muerte.

Pero las recientes revelaciones hacen cambiar el rumbo de cómo se juzgó la muerte del histórico activista de los derechos de la comunidad afroamericana.

Con EFE, AP y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente