Condenados a 18 años de cárcel los padres de la niña china Asunta por su muerte

Combinación de imágenes que muestra a la Guardia Civil escoltando a la abogada Rosario Porto (I) y al periodista Alfonso Basterra (D), padres de Asunta, en Santiago de Compostela, el 26 de septiembre de 2015

El periodista Alfonso Basterra y la abogada Rosario Porto han sido condenados este jueves a 18 años de cárcel por el asesinato de Asunta, su hija adoptiva china de 12 años en 2013, según la sentencia hecha pública este jueves por el Tribunal Superior de Justicia de Galicia. Rosario Porto, de 46 años, abogada y antigua cónsul honoraria de Francia, y su exmarido Alfonso Basterra, periodista de 51 años, fueron condenados por asfixiar a su hija con una cuerda tras haberle suministrado un fuerte ansiolítico. Un jurado popular los había considerado culpables de asesinato el 30 de octubre, tras un juicio muy mediático en la Audiencia Provincial de La Coruña, que este jueves siguiendo esa decisión ha condenado a la pareja a 18 años de cárcel. El cuerpo de Asunta Yong Fang Basterra Porto fue descubierto el 22 de septiembre de 2013 en una pista forestal de la localidad de Teo, cerca de Santiago de Compostela, pocas horas después de que sus padres denunciaran su desaparición. El fiscal consideró que esta denuncia fue planificada por los padres para que se pensara en otra persona, pero el jurado concluyó que se trató de un infanticidio premeditado, ejecutado por la madre e ideado conjuntamente por la pareja. El abogado de Rosario Porto, Jose Luis Gutiérrez Aranguren, anunció que recurrirá la sentencia. Más de un centenar de testigos y expertos declararon en el juicio en Santiago por este 'proceso Asunta', muy seguido por medios españoles y chinos. La pequeña fue la primera china adoptada en esta región, hace catorce años, cuando tenía meses de edad. Su llegada fue incluso objeto de un reportaje en la televisión local, donde sus padres mostraron su alegría por la adopción tras unos largos trámites.