Condenado a 15 años de prisión en Irak un británico por un delito de contrabando de antigüedades

·1 min de lectura

Condenado a quince años de prisión en Irak el ciudadano británico de 66 años, Jim Fitton, por intentar sacar del país antigüedades de contrabando. En cambio, el alemán Volker Waldmann, fue absuelto de los cargos. James Fitton, un geólogo británico jubilado, y Volker Waldmann, un psicólogo de Berlín, llegaron a Irak en un viaje organizado en marzo. Fueron arrestados el 20 de marzo en el aeropuerto de Bagdad con pedazos de piedra, fragmentos de cerámica rota y cerámica antigua en su equipaje.

El tribunal no encontró "pruebas suficientes" para condenar a Volker Waldmann, quien fue absuelto y se le permitió regresar a casa. Habla su abogado, Furat Kuba:

"Lo primero fue probar que las piezas que se llevó, por las que se le ha imputado, no fueron sacadas de un sitio arqueológico, sino que se las entregó otro integrante del grupo de turistas, el señor James Fitton que confesó durante su testimonio que sí se las dio. Además demostramos que sabía que eran objetos cuya recolección es ilegal."

La sentencia por el delito cometido por James Fitton "es la muerte por ahorcamiento", pero el tribunal decidió "reducir la pena a 15 años de prisión por la avanzada edad del acusado", dijo el juez en el veredicto.

El abogado de Fitton dijo que apelaría la decisión.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente