La condena de la líder birmana Aung San Suu Kyi, reducida a dos años de prisión

·3 min de lectura

Tras ser condenada inicialmente a cuatro años, la Premio Nobel de la Paz y exlíder de Myanmar Aung San Suu Kyi tuvo una reducción de esta sentencia a dos años de cárcel. La condena se basa en acusaciones de incitación contra los militares y violación de las restricciones durante la pandemia. Sus defensores alegan un intento de bloquear a la líder política.

El estado de caos político, social y económico que se desató en Myanmar a partir del golpe de Estado que ocurrió en los primeros días de febrero de 2021 continúa progresando y elevando aún más la tensión en la nación asiática.

Este lunes, la líder depuesta Aung San Suu Kyi recibió la condena de cuatro años en prisión bajo los cargos de incitación contra los militares por una carta que su partido, la Liga Nacional de Democracia, publicó pidiendo a las organizaciones internacionales que no reconozcan a la Junta Militar; y por violar las leyes de emergencia contra el Covid-19 en 2020. Sin embargo, el tribunal redujo horas después la condena a dos años de prisión.

Suu Kyi, de 76 años, fue sentenciada por un tribunal capitalino que también resolvió en contra del presidente depuesto Win Myint por la misma condena y a Myo Aung, exgobernador de Naipyidó. Según indica la Asociación para la Asistencia de Presos Políticos, son alrededor de 10.000 los opositores privados de su libertad.

Tanto Suu Kyi como Win Myint cumplirán sus condenas donde se encuentran actualmente detenidos, un lugar que no ha sido revelado, lo que sugiere que no serán enviados a prisión.

El juicio a Suu Kyi, sin presencia de la prensa

La Junta Militar que comanda el general Min Aung Hlaing prohibió a los abogados de Suu Kyi, que negaron todas las acusaciones en el juicio, la posibilidad de hablar con los medios de comunicación.

Gobiernos como el de Estados Unidos, Reino Unido, Japón, o la Organización de las Naciones Unidas y la Unión Europea le pidieron a la junta militar la liberación de Suu Kyi.

El golpe fue llevado a cabo por los militares después de que el Ejército alegara fraude electoral en las elecciones de 2020, cuando el partido de Suu Kyi arrasó. Sin embargo, la propia Comisión Electoral rechazó dichas acusaciones, lo que provocó un estallido de protestas generalizadas en contra de los militares.

Más de 1.300 personas murieron por la brutal represión policial y militar contra manifestantes pacíficos. Nuevas milicias resurgieron y aumentaron los choques entre guerrillas, una problemática que persiste en el país asiático desde hace décadas.

Los cargos contra Aung San Suu Kyi

Mientras no se conoce su paradero tras la detención en febrero, este lunes a Suu Kyi la declararon culpable por incitación contra los militares y por romper leyes contra el Covid-19 durante actos en septiembre de 2020. Por ese último cargo, aún tiene otro proceso similar abierto.

A la líder se le suma una acusación por violar la ley de telecomunicaciones y por vulnerar la Ley de Exportación e Importación por la posesión sin licencia de walkie-talkies y un inhibidor de señales.

A todo ellos hay que incluir una denuncia por violar la Ley de Secretos Oficiales, que tiene un máximo de 14 años de prisión, por conseguir, guardar y compartir documentos con información clasificada; seis cargos de corrupción –cada uno puede conllevar 15 años de sentencia- por uso fraudulento de fondos de una fundación caritativa a su nombre.

Por último, la Premio Nobel es señalada de fraude electoral en las elecciones de 2020, cuando su partido fue ampliamente ganador.

Los defensores de la líder política aseguran que los cargos carecen de fundamento y que tienen como objetivo poner fin a su carrera política y atar a Suu Kyi a procedimientos legales durante años mientras el Ejército vuelve a consolidarse en el poder.

Múltiples países occidentales han exigido la liberación de Suu Kyi y han condenado la violencia desatada desde el golpe.

Con EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente