Concierto contra reforma de pensiones en escalones de la Ópera de Paris

1 / 2
Acción de huelguistas de la Ópera de París y de la Comedia francesa , contra la reforma de las pensiones en las marchas de lel Palacio Garnier, el 18 de enero de 2020 en París

La orquesta de la Ópera de París, en huelga desde hace un mes y medio, ofreció el sábado un concierto en las escaleras del Palacio Garnier, con representantes de varios cuerpos profesionales, en contra de la reforma de las pensiones.

Ante una densa multitud de parisinos, turistas y profesores en huelga, la orquesta y el coro de la Ópera de París interpretaron un fragmento de los "Troyanos", ópera de Berlioz, que tradicionalmente acompaña el desfile anual del Ballet de la Ópera.

En el programa figuró también "Le Trouvère" de Verdi y "Carmen" de Bizet, antes de terminar con "La Marsella", bajo una lluvia de confeti, aplausos y gritos de "¡Viva la huelga!" lanzados por los espectadores.

Para José Sciuto, uno de los ejecutivos del taller de decoración de la Ópera de París, se trata de pedir "el retiro de la reforma de las pensiones. Con acciones de este tipo, abiertas al público, buscamos hacer oír nuestras demandas, nuestra voz", explica.

Representantes de diferentes cuerpos profesionales de la Ópera Garnier desfilaron alrededor de la orquesta, sobre un fondo de pancartas con frases como "Cultura en peligro" y "Comedia francesa en huelga", aclamados por los espectadores.

En diciembre, las imágenes de un "mini" Lago de los Cisnes en el atrio, también en señal de protesta contra el proyecto gubernamental de reforma de las pensiones, dieron la vuelta al mundo.

En un mes y medio de huelga, 67 espectáculos fueron cancelados por la Ópera de París, entre ellos tres representaciones del "Barbero de Sevilla" en los últimos días.

La Ópera de París es la única institución cultural, junto a Comedia Francesa, que tiene un régimen especial.

Con pérdidas superiores a 14 millones de euros, la huelga histórica en la Ópera de París amenaza con prolongarse, a falta de compromisos entre sus artistas y maquinistas, arraigados a su régimen especial de pensiones, y el gobierno francés.