Una concentración en Irun condena la muerte del joven guineano en el Bidasoa

·1 min de lectura

San Sebastián, 19 jun (EFE).- Más de doscientas personas se han concentrado este domingo en Irun (Gipuzkoa) para condenar la muerte del joven guineano Abderraman Bas en el río Bidasoa y reivindicar "corredores humanitarios para todos" los migrantes en tránsito que llegan a Euskadi.

Ése ha sido el lema de una de las pancartas que se han exhibido durante la protesta, que se ha celebrado a partir de las 12.30 horas en la plaza San Juan, ante el Ayuntamiento, convocada por la red de acogida ciudadana Irungo Harrera Sarea.

El alcalde del municipio fronterizo, José Antonio Santano, y concejales de todos los grupos políticos con representación en la corporación irundarra -PSE/EE, PNV, Elkarrekin-Podemos, EH Bildu y PP- han asistido a la concentración para recordar al último migrante ahogado en el río fronterizo.

"El pueblo vasco, pueblo de acogida", junto a demandas de "libertad de circulación, igualdad de derechos, dignidad y alternativas", y de "construir puentes, no muros", han sido otras de las reivindicaciones en euskera, castellano y francés que podían leerse en las otras dos pancartas que presidían el acto.

El cuerpo de Abderraman Bas, de 25 años y natural de Guinea Conakry, fue rescatado este sábado de aguas del río Bidasoa por la Guardia Civil y trasladado al Instituto de Medicina Legal de San Sebastián para practicarle este lunes la autopsia, según informó la Delegación del Gobierno en el País Vasco, que apuntó a un ahogamiento como la posible causa del fallecimiento. EFE

is/mcm

(foto)

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente