Con sudor y suspense, los rusos derrotaron a Alemania en la final de hockey

Los Deportistas Olímpicos de Rusia celebran su victoria sobre Alemania en la final de hockey sobre hielo de los Juegos de Pyeongchang 2018, este domingo 25 de febrero en Gangneung (Corea del Norte)

Los Deportistas Olímpicos de Rusia, grandes favoritos en la final, estuvieron cerca de la catástrofe, pero finalmente cosecharon su primer título en hockey sobre hielo desde hace 26 años, al superar este domingo en la prórroga a Alemania por 4-3 en una apretada final de los Juegos de Pyeongchang.

En su primera final olímpica, los alemanes hicieron algo más que defenderse y ganaban 3-2 a menos de un minuto del final, antes del empate de los rusos que condujo a la prórroga.

Es el 9º título olímpico de los rusos en hockey, un récord, y solamente la segunda medalla de oro de la delegación de Deportistas Olímpicos de Rusia en Pyeongchang tras la patinadora artística Alina Zagitova.

Sin los jugadores de la NHL, retenidos en el campeonato norteamericano, el torneo olímpico fue como estaba previsto muy abierto e imprevisible, pero los rusos, ligeramente favoritos sobre el papel antes de los Juegos, hicieron por una vez honor a su estatuto.

Los dos equipos vieron cercana la victoria en el tercer y último período, primero cuando el ruso Nikita Gusev marcó un gol que daba ventaja a su equipo (2-1, minuto 54), pero Alemania igualaba diez segundos más tarde y tocaba con sus dedos la medalla de oro cuando Jonas Muller daba ventaja a los germanos a tres minutos del final (2-3, 57).

Pero Gusev, de nuevo él, empataba a 55 segundos del final, para forzar la prolongación. En la prórroga, los rusos no dejaron pasar la ocasión y aprovechando una superioridad numérica, Kiril Kaprizov ofrecía la victoria a su equipo en el minuto 70 con un gol de oro.

- "El partido más loco" -

"Es genial, pero ahora he cumplido todos mis sueños, ya no tengo ningún sueño...", bromeaba el capitán ruso Pavel Datsyuk, medalla de bronce en 2002 en Salt Lake City y que entró este domingo en el selecto grupo de 28 jugadores que han sido campeones del mundo (2012), campeones olímpicos y ganadores de la Copa Stanley (2002 y 2008 con Detroit).

"Fue el partido más loco que he jugado", resumió Ilya Kovalchuk, otro veterano del equipo ruso, bronce también en 2002.

Los jugadores rusos no se privaron de cantar su himno nacional, ya con las medallas al cuello, mientras sonaba el himno olímpico en la pista de patinaje.

Los rusos ganaron ocho de diez títulos olímpicos entre 1956 y 1992 (el último como "equipo unificado" tras la disolución de la URSS), pero el oro se les negaba desde entonces, logrando solo una plata en 1998 en Nagano y un bronce en 2002 en Salt Lake City.

Pese a esta derrota en la final, los alemanes han escrito una bonita página en su historia, después de haber pasado apuros en la fase de grupos y haber estado al borde de la eliminación en el play-off de acceso a cuartos de final, derrotando a Suiza en prolongación.

Después, derrotaron en cuartos a Suecia, finalista en Sochi-2014, y Canadá, ganador de tres de los cuatro títulos anteriores, en semifinales.

Las dos potencias, Canadá y Estados Unidos, disminuidos por la falta de sus jugadores NHL, fueron eliminados respectivamente en semifinales ante Alemania y en cuartos contra República Checa.