Con Lastra, el PSOE ya no disimula la marginación a Gabilondo

Asier Martiarena
·3 min de lectura
La diputada nacional Adriana Lastra (i) y el periodista Jorge Javier Vazquez (d) arroparon a Ángel Gabilondo en un acto reciente del candidato socialista en Vallecas. (Photo By Marta Fernandez Jara/Europa Press via Getty Images)
La diputada nacional Adriana Lastra (i) y el periodista Jorge Javier Vazquez (d) arroparon a Ángel Gabilondo en un acto reciente del candidato socialista en Vallecas. (Photo By Marta Fernandez Jara/Europa Press via Getty Images)

Queda menos de una semana para las elecciones de Madrid, y el votante socialista ya no sabe qué papeleta se va a encontrar en el colegio electoral el próximo 4 de mayo. ¿Ángel Gabilondo? ¿Pedro Sánchez?, ¿Jorge Javier Vázquez?, ¿Reyes Maroto?, ¿Fernando Grande Marlaska? Aunque la que más suena en las últimas horas es la de Adriana Lastra.

Las prisas y el denuedo del PSOE por rehacer su campaña a marchas forzadas evidencian el error que han cometido hasta la fecha. Desde la elección de un candidato como Ángel Gabilondo -en entredicho por su tibieza y con las maletas hechas para cambiar de destino hacia el cargo de Defensor del Pueblo-, hasta el posicionamiento ideológico -centrando sus postulados para tratar de hacerse con el mayor número de votantes posibles de Ciudadanos tras el progresivo hundimiento naranja- hasta la política de pactos -rechazando un acuerdo con Unidas Podemos, su socio en el Gobierno del país-.

Todo ello ha hecho que hayan perdido posiciones en las encuestas. Recordemos que el PSOE fue el partido que venció los anteriores comicios de 2019 en Madrid y que ahora parte en segunda posición según los sondeos. Y con el peligro de ser tercero en vistas del ascenso de Más Madrid.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Por eso el PSOE ahora virado el rumbo a todos los niveles. El primero en girar el timón fue el propio Gabilondo, quien antes del minuto de oro del debate a seis en Telemadrid tendió la mano a Iglesias para evitar un gobierno de Colón en la Comunidad de Madrid.

En segundo lugar, vino el PSOE nacional, quien después de tres meses que ningún ministro de Unidas Podemos apareciera en la sala de prensa de Moncloa, permitió que la imagen tras un Consejo de Ministros reflejara la suma de siglas de su gobierno de coalición. Algo que el PSOE evitó incluso cuando Sánchez aprobó los ERTE, tejidos por la ministra morada Yolanda Díaz, o el plan de choque de Dependencia de Pablo Iglesias.

Y finalmente llegaron las apariciones estelares. Dejando claro que Gabilondo ya no es el epicentro. Porque con él en los mítines aparecen figuras mediáticas como el presentador de ‘Sálvame’, Jorge Javier Vázquez. O en las intervenciones públicas se hace hueco a la ministra de Industria, Reyes Maroto. O se cede el control de la sala de máquinas socialista a la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra.

La asturiana capitanea el cordón sanitario del PSOE a la extrema derecha reinventando la campaña para las elecciones a la Comunidad de Madrid del 4 de mayo alegando que "ya va de democracia o fascismo" y vinculando las amenazas con balas al discurso de odio de la extrema derecha.

Dejando ya para la hemeroteca su recuperación del célebre “no pasarán” de Dolores Ibárruri, ‘La Pasionaria’, para arengar a la resistencia madrileña frente a las tropas franquistas en la Guerra Civil.

En vídeo | Gabilondo rechaza a Podemos y Vox: No quiero un gobierno con extremismos

Más historias que te pueden interesar: