Con 81 años, Jose lleva tres años en la calle porque la pensión no le da para pagar un alquiler en Barcelona

“Tengo 81 años y busco alquiler. Puedo pagar 200 euros. Barcelona”. Con este cartel, José, un jubilado sin un techo bajo el que cobijase desde hace tres años, pedía ayer ayuda por boca del activista Lagarder (@lagarder81 en Twitter), que se hacía eco de su caso y pedía difusión a través de las redes sociales para encontrar una solución para este carpintero que cobra una pensión de 450 euros.

Con un tuit que se ha vuelto viral en pocas horas -a primera hora de hoy acumulaba ya más de 20.000 retuits-, los usuarios de Twitter intentan encontrar una solución para este hombre al que la pensión no le llega para encontrar piso en Barcelona. Según las cuentas de José, podría dedicar casi la mitad de lo que cobra mensualmente, 200 euros, para alquilar un piso o una habitación. El resto, 250 euros, sería para poder comer y el resto de gastos imprescindibles para una persona de su edad.

Lleva tres años en la calle y entre lágrimas le contaba a este activista que ha vuelto su caso viral su situación. Su llamamiento parece estar dando resultado y al poco tiempo encontraba una situación temporal, un sofá cama en el que pasar la noche de ayer. Eso y 100 euros más que una persona anónima se ofreció a sumar a los 200 que puede pagar José para aumentar las posibilidades de encontrar algo .

Desde la cuenta independentista Avis i Àvies per la República (@AvisxRepublica) se ofrecía a ayudarle a encontrar una solución. Mientras siguen buscando la habitación o el piso de alquiler que acabe con la situación penosa en la que se encuentra este carpintero jubilado, los comentarios de la mayoría de tuiteros van en la misma línea. La vergüenza, la tristeza y el enfado porque algo así esté pasando en España son los sentimientos más compartidos entre quienes han comentado el llamamiento de Lagarde.

Muchos aportan información que le puede ser de utilidad para buscar ayuda dentro de la Administración o le sugieren otros lugares de España donde quizá podría encontrar un alquiler mucho más barato que en Barcelona, donde, al igual que en Madrid, el precio de la vivienda se ha disparado.

De la poca información que se ha dado del caso de José una de las cosas que más llama la atención es que su pensión sea tan baja. La respuesta podría ser que se trate de una pensión no contributiva, la que se recibe cuando no se tienen los suficientes años cotizados para cobrar. Algo que en realidad no es tan raro hablando de personas mayores que se han pasado toda su vida trabajando, pero sin un contrato laboral.

José, a sus 81 años, lleva tres durmiendo en la calle porque la pensión no le da para pagar un alquiler en Barcelona. Los usuarios de Twitter se ha volcado con él. (Foto: Captura del vídeo de @lagarder81)