Las comunidades impulsan el 'pasaporte covid' para frenar la curva y Sanidad plantea un nuevo 'semáforo' aún por aprobar

·5 min de lectura
Una sanitaria vigila a un paciente a través de un cristal (Photo: JOSEP LAGO via Getty Images)
Una sanitaria vigila a un paciente a través de un cristal (Photo: JOSEP LAGO via Getty Images)

El coronavirus vuelve al centro del debate, si es que dejó de estarlo en algún momento. El repunte de casos y, especialmente, de la incidencia en las últimas fechas ha cambiado el paso de Sanidad y las comunidades. Queda poco más de un mes para la Navidad y nadie quiere que se descontrole la curva justo ahora.

El ministerio toma nota, pero asume que la situación es muy diferente a la vivida el pasado año. Por ello, ha propuesto un nuevo ‘semáforo covid’ con niveles de alerta suavizados y actualizados al contexto actual. Sin embargo, después de la reunión de este martes de la Comisión de Sanidad Pública ha aplazado su aprobación para hacerlo “próximamente”. España, que hoy en los 88 casos de incidencia está en riesgo medio, pasaría a considerarse riesgo bajo con el nuevo protocolo.

Se agarra a que los hospitales siguen en buen estado, la mortalidad está controlada y la vacunación no deja de moverse muy por encima de las grandes potencias mundiales. De hecho, en varios países de Europa ya se han tomado medidas drásticas como la vuelta a confinamientos puntuales, un extremo impensable hoy en España.

Ese semáforo ha llegado a la Comisión de Salud Pública, pero, de momento, no pasa del color ámbar ante la falta de acuerdo con las comunidades. Incluye la propuesta de elevar el riesgo bajo hasta los 100 casos (actualmente se limita a 50). A partir de ahí se entraría en nivel medio, hasta los 300. El riesgo alto se alcanzaría al llegar a esa cifra y el muy alto, a partir de los 500 casos. El doble del que rige aún.

La incidencia no es el único marcador que explicaría el panorama con el nuevo medidor. El departamento de Carolina Darias toma como referencias el número de nuevos ingresos hospitalarios y en UCI a siete días sobre 100.000 personas. Y ya no se hablará de “nueva normalidad”, sino de “situación controlada” cuando ambos sean inferiores o igual a cinco y uno, respectivamente.

A la espera del nuevo semáforo

Por el momento, la Comisión de Sanidad Pública no ha votado la actualización del documento “Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de covid-19”, en el que los expertos proponían suavizar las cifras de incidencia con las que se mide el nivel de riesgo y a flexibilizar las restricciones.

Según ha informado el ministerio de Sanidad, en la reunión mantenida se han recogido impresiones y propuestas y el documento se seguirá trabajando en la ponencia de alertas y regresará de nuevo a la Comisión.

La ponencia se reunirá este viernes para seguir trabajando en el documento con el objetivo de que la Comisión lo vuelva a estudiar la próxima martes, según han avanzado fuentes cercanas a Efe.

Las comunidades se mueven ante la “subida”

A falta del ‘ok’ para que entre en vigor el nuevo protocolo, las autonomías ya han dejado ver que quieren medidas inmediatas, independientemente del ‘color’ del semáforo. De todas las métricas, la que más inquieta es la subida de la incidencia y País Vasco ya ha anunciado su decisión de pedir a la Justicia autorización para implantar el ‘pasaporte covid’ en restaurantes y ocio nocturno. Euskadi se suma a Galicia, que ya lo exige hasta para entrar en los hospitales.

Quien no esté vacunado o no presente test de negatividad recientes no podría pasar a los locales marcados por la Lehendakaritza, que también contempla suspender los eventos que no puedan asegurar las medidas de seguridad y actuar contra las aglomeraciones. El objetivo es, con la Navidad en la mente de todos, evitar las imágenes que recientemente se han visto en diversos actos públicos.


No es la única región que ha sacado el pasaporte covid a colación. Navarra, Cataluña, Valencia y Castilla y León han dejado caer que contemplan su uso si la situación sigue empeorando. Especialmente, en el caso de Navarra, que presenta la incidencia más alta en todo el país, por encima de los 203 casos, con una evolución “que no es favorable”, como reconoce la directora gerente del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra, Marian Nuin.

Un crecimiento que no se refleja en los hospitales

Pero las ‘curvas’ de la pandemia viajan de forma muy diversa. Desde hace un mes, la tendencia de la incidencia acumulada (IA) es al alza, con contados y leves descensos, desde el mínimo de los 40 casos por 100.000 habitantes a 14 días. Un mes después, la tasa llega a los 88 casos, con una subida más marcada en las últimas fechas.

También aumentan los positivos, que este lunes marcaron el peor comienzo de semana desde finales de agosto. El incremento existe pero debe ponerse en contexto. Pese a duplicarse el promedio de contagios en los últimos 30 días, los registros siguen por debajo de todos los demás desde agosto de 2020. Y estas subidas no se reflejan en los hospitales, que presentan ocupaciones prácticamente idénticas desde hace semanas.

De hecho, cuando España marcó su IA mínima en más de un año, la presencia de pacientes covid en UCI era mayor que este martes (4,98% el 14 de noviembre por el 4,68% de hoy). Para los pacientes en planta, la variación es igualmente leve, aunque en este caso al alza y se queda en un 1,75%. Apenas hay 427 personas en cuidados intensivos y 2.164 en planta por coronavirus.


Las autoridades y los expertos dejan claro que la mayoría de los ingresados en hospitales son pacientes no vacunados. Después de 11 meses de campaña, en España ya hay casi 37,5 millones con la pauta completa, un 89% de la población diana (la de 12 años o más), mientras que son 38,1 millones quienes han recibido al menos una dosis, el 90,7% del colectivo a vacuna. Ese escaso 10% por inocular marca el grueso de las atenciones sanitarias urgentes, razón por la que se insiste en la necesidad de vacunar aún más.

Los recursos médicos están muy lejos de la temida ‘saturación’ y esto se refleja en la mortalidad, contenida pese al crecimiento de incidencia y positivos. Este martes, se han notificado 29 muertes, en línea con las semanas anteriores y muy lejos de las elevadas cifras en verano.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente