Aguado: Madrid ya ofrece ayudas para instalar medidores de C02 en hostelería

Agencia EFE
·3 min de lectura

Madrid, 11 nov (EFE).- La Comunidad de Madrid ya ofrece ayudas para instalar medidores de CO2 en bares y restaurantes de la región con el fin de asegurar una adecuada ventilación de estos establecimientos y evitar la transmisión de la Covid-19 a través de aerosoles.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, el vicepresidente regional, Ignacio Aguado, ha explicado que el sector de la hostelería puede solicitar ayudas para la adquisición de medidores de CO2, mediante el Programa Impulsa dirigido a autónomos afectados por la crisis económica generada por el coronavirus y el Programa Madrid Refuerza orientado a pymes, que necesiten comprar instrumental, herramientas y medios de protección frente a la Covid-19.

El objetivo de la Comunidad de Madrid es evitar la propagación del virus, también en los establecimientos de hostelería, y evitar "a toda costa" el cierre de este sector, ha subrayado Aguado.

Estos medidores de CO2 "pueden funcionar y pueden ser una herramienta más en la lucha contra el coronavirus, de la mano de los hosteleros que ya lo están pasando muy mal, pero que seguramente con este tipo de medidas puedan seguir capeando el temporal hasta que llegue la vacuna o un medicamento", ha apuntado.

El también portavoz del Gobierno regional ha indicado que el cierre perimetral de la Comunidad de Madrid durante los dos últimos puentes de Todos los Santos (del 31 al 2 de noviembre) y de La Almudena (del 7 al 9 de noviembre) ha supuesto "un balón de oxígeno" para sectores "muy castigados" por la crisis económica como la restauración.

Aguado ha destacado que se han evitado un millón de desplazamientos durante cada uno de los puentes, lo que ha considerado "una buena noticia" porque "a menor movilidad, hay menos capacidad de propagar el virus".

Durante los puentes, ha detallado, el sector de la hostelería "ha conseguido remontar el vuelo", y la restauración ha facturado, de media, un 10 por ciento más en el puente de La Almudena que en el de Todos los Santos.

Además, el sector de las casas rurales, hostales y hoteles ha tenido durante el puente de Todos los Santos -que se celebró en toda la Comunidad- un incremento en su facturación de entorno a un 37 por ciento con respecto al fin de semana anterior (el del 24 y 25 de octubre).

"Son cifras que suponen un balón de oxígeno desde el punto de vista económico", ha insistido el vicepresidente antes de resaltar que los cierres perimetrales están demostrando "ser útiles" y están funcionando junto con el resto de restricciones que está aplicando el Gobierno madrileño.

Sobre el cierre perimetral de la Comunidad de Madrid durante el puente de la Constitución -el 6 de diciembre-, Aguado ha opinado que "las medidas que funcionan, no hay que tocarlas" y las que está adoptando la región "son contundentes" y "están funcionando", también la del "cierre perimetral durante los puentes".

Ha precisado que, con el estado de alarma que ha permitido, entre otras medidas, el cierre perimetral de la región en los puentes, se ha conseguido que la curva "empiece a descender" en Madrid, "en sentido inverso al resto de comunidades autónomas y el resto de Europa", lo que ha considerado "una buena señal", aunque ha llamado a permanecer "alerta".

"Es importante que las medidas se sigan manteniendo, que sean claras, que sean coherentes, que sean contundentes, que duren suficientemente en el tiempo para que la gente las conozca y las pueda respetar", ha recalcado Aguado.

Se ha mostrado partidario de que el cierre perimetral se extienda hasta finales de noviembre para llegar a diciembre con mejores garantías y tener un mes "lo más normal posible", aunque ha añadido que "a nadie se le escapa que no tendremos unas Navidades normales".

(c) Agencia EFE