La comunidad internacional llama a una solución diplomática al conflicto armenio-azerí

·1 min de lectura

Ansiedad en los rostros de los familiares de los soldados armenios heridos en los últimos enfrentamientos fronterizos con las fuerzas de Azerbaiyán. Llevan horas esperando a las puertas de un hospital militar de Ereván noticias sobre su estado de salud.

El peor enfrentamiento militar entre armenios y azeríes desde la guerra de 2020 por Nagorno-Karabaj ha desatado la preocupación de la comunidad internacional.

'No puede haber una solución militar a este conflicto. Instamos a la moderación de cualquier otra hostilidad militar. También alentamos a ambos gobiernos a restablecer líneas directas de comunicación a través de los canales diplomáticos y militares y a volver a comprometerse con un proceso diplomático para resolver la crisis", ha dicho el portavoz del Pentágono John Kirby.

La Unión Europea también insiste en que sólo puede haber una solución negociada a un conflicto que hunde sus raíces en la historia y que ha provocado dos guerras en los últimos 30 años.

A pesar del alto el fuego este miércoles armenios y azeríes siguen acusándose mutuamente de violarlo en repetidas ocasiones. La última, una acusación del Ministerio de Defensa armenio de que las fuerzas azeríes han atacado vehículos de guardias fronterizos rusos en una región próxima a la frontera con Azerbaiyán.

El primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, elevó este miércoles a 105 el número de bajas en el Ejército del país por el choque fronterizo con Azerbaiyán, más del doble de los muertos contabilizados la víspera.